No hay premios para Pussy Riot

 El vídeo con la actuación de Pussy Riot en el templo del Cristo Salvador fue propuesto para el premio en la categoría de "Proyecto del año". Fuente: Ruslan Krivobok / RIA.

El vídeo con la actuación de Pussy Riot en el templo del Cristo Salvador fue propuesto para el premio en la categoría de "Proyecto del año". Fuente: Ruslan Krivobok / RIA.

La “oración punk” de Pussy Riot no ha entrado en la lista de candidatos al “Premio Kandinski”, el premio nacional ruso de arte moderno convocado anualmente desde el año 2007 por la fundación cultural Artjrónika, lo que ha provocado controversias todos los sectores, desde los críticos de arte hasta en los colectivos cercanos al grupo.

La "oración punk" de Pussy Riot no ha entrado en la lista de candidatos al "Premio Kandinski", el premio nacional de arte moderno que, cada año, desde el 2007 convoca la fundación cultural Artjrónika. Este hecho ha provocado controversias tanto entre los expertos como en el movimiento punk o los colectivos feministas, por ejemplo.

 

Según las normas del "Premio Kandinski" presentar una obra al premio lo puede hacer tanto el autor de la obra como otra persona. En el caso de la presentación por parte de alguien ajeno, el autor debe obligatoriamente dar su consentimiento. El vídeo con la actuación de Pussy Riot en el templo del Cristo Salvador fue propuesto para el premio en la categoría de "Proyecto del año" por Irina Kulik, crítica de arte y miembro de la comisión de expertos del premio. Como las chicas del grupo están en prisión, las peticiones para la presentación han sido firmadas por sus abogados.

 

La lista de candidatos se crea como resultado de la votación de un jurado internacional y la participación de la comisión de expertos: cada uno de los expertos califica las obras en una escala de diez puntos. En la lista entran los aspirantes que han reunido mayor cantidad de puntos (21 nominados a "Proyecto del año" y 16 a "Artista joven del año"). Pero el vídeo "Virgen María, echa a Putin" aparece en la tercera decena según los resultados de la votación del jurado y, por consiguiente, no ha entrado en la lista de aspirantes al premio.

 

"Propuse a Pussy Riot porque la 'oración punk' ha sido uno de los acontecimientos con mayor resonancia en el ámbito del arte contemporáneo. Puede que su acción sea arte político, pero es arte.", ha contado Irina Kulik a Gazete.Ru. La crítica considera que esta obra tenía posibilidades de atraer la atención del jurado, de ser incluida en la lista definitiva y participar en la exposición. "Pero, como se ha puesto de manifiesto, ni mucho menos todos mis colegas de la comisión de expertos sostienen este punto de vista y están en su derecho. Espero que sus decisiones estén guiadas por motivos exclusivamente profesionales", resumió Kulik.

 

El especialista en arte Iósif Bakshtéin piensa, por el contrario, que precisamente la inclusión de Pussy Riot en la lista de finalistas podría ser una prueba de motivaciones políticas y hubiera servido de base a acusaciones de que las propuestas se relizaban "por simpatías". "Aquí ha habido un intento de considerar la “oración punk” como una acción artística”, ha declarado Bakshtéin a Gazeta.Ru. “Como dicen muchos de mis colegas, en las acciones de Voiná, había un aspecto visual. Pero aquí el formato artístico es bastante impreciso, decir que es una performance es bastante complicado". Hay que recordar que el año pasado la acción “Pene prisionero del FSB” del colectivo artístico Voiná ganó el premio estatal “Innovatsia” en la importante categoría “Obra de arte visual”.

Por otra parte, el especialista de arte Andréi Yeroféiev afirma que, desde un punto de vista artístico la 'oración punk' es un hecho notable, pero es preciso saber a qué genero pertenece. "Me parece que el gran problema en nuestra percepción de este trabajo está relacionado con que no comprendemos muy bien, ni siquiera los especialistas, en qué género está incluido”, comenta Yeroféiev. “Pussy Riot continúa la línea de la 'Internacional Situacionista', el movimiento de la Francia de los años 50 que lanzó el género de las 'performances'. La 'performance' es una modalidad de espectáculo que está plenamente integrado en la realidad, en el que el público no está separado del intérprete por las candilejas".

 

En opinión de este especialista de arte, precisamente el desconocimiento de la historia del arte contemporáneo es lo que ha conducido a que la obra haya sido tomada por una gamberrada, incluso entre la comunidad artística. "En general, se observa un giro a la derecha ligado a la deprimente coyuntura general de los últimos años, igual que en los años 30 nuestros críticos tendían hacia el academicismo, al neoclasicismo”, observa Yeroféiev. “Se ha empezado a hablar de los valores personales en el arte, se ha empezado a hablar de su calidad, en lugar de seguirlo, disfrutarlo y comentar un proceso creativo vivo."

 

Tras la votación, entre los finalistas del "Premio Kandinski" hay artistas como Grisha Brushkin, Andréi Monastirski, Andréi Filíppov, el grupo AES+F, Nikolái Polisski y el fotógrafo Ígor Mujin. Los trabajos de los participantes que han llegado ala fase final del premio serán expuestos en el cine “Udárnik”, una exposición que se inaugurará el 26 de octubre. Este año el “Premio Kandinski” se entrega en las categorías de "Proyecto del año" y "Artista joven" y los ganadores recibirán cuarenta mil y diez mil euros respectivamente.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies