Saakashvili no renuncia a recuperar Osetia del Sur y Abjasia

"Tenemos distintas posiciones y enfoques políticos, pero debemos estar unidos en que nunca entregaremos nuestro país al enemigo", dijo el jefe del Estado en la ceremonia de inauguración de la recientemente reconstruida Iglesia de Bagrat, en Kutaísi, la segunda ciudad de Georgia, según la agencias locales.

Insistió en que todos los habitantes de Georgia deben empeñar sus esfuerzos para "unir el país y recuperar a los abjasos y a los osetas".

"Esto no puede hacerlo el gobierno o la oposición: es una tarea del todo el pueblo, y pienso que este proceso ya ha comenzado", señaló Saakashvili.

El presidente destacó el papel que desempeña en la unidad del pueblo el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Georgiana, autocéfala, Elías II, que invitó a representantes de todas las fuerzas políticas del país al oficio religioso con motivo de la reapertura del templo, destruido en el siglo XVIII.

"Estamos orgullosos de que pudimos restaurar la Iglesia de Bagrat que simbolizó la unificación de Georgia, que comenzaron los reyes León y Bagrat de Abjasia", dijo Saakashvili.

Las regiones de Osetia del Sur y Abjasia, ambas fronterizas con Rusia, se escindieron de facto de Georgia a comienzos de la pasada década de los años 90 tras sendos conflictos armados, que dejaron miles de muertos y causaron el éxodo de decenas de miles refugiados.

Después de la guerra ruso-georgiana de cinco días en agosto de 2008 en Osetia del Sur, conflicto que concluyó con la derrota de las armas georgianas, Moscú reconoció como Estados independientes a las dos entidades secesionistas.

Desde entonces, las independencias del Osetia del Sur y Abjasia han sido reconocidas también por Venezuela, Nicaragua y los Estados insulares de Nauru y Tuvalu.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies