Diputado ruso acusa a Putin de lanzar campaña de persecución de la oposición

El socialdemócrata ruso Guennadi Gudkov declaró hoy a Efe que los planes del partido del Kremlin de privarle de su acta de diputado se enmarcan en la campaña de persecución de la oposición lanzada por el presidente, Vladímir Putin.

Gudkov, antiguo oficial del KGB como Putin, cree que el presidente "busca aplacar las protestas opositoras" que estallaron en diciembre del pasado año debido a las denuncias de fraude en las elecciones legislativas.

"Difícilmente logrará su objetivo", dijo Gudkov, quien adelantó que participará el sábado en la nueva protesta multitudinaria convocada por la oposición no parlamentaria en el centro de Moscú.

Gudkov, el diputado que ha participado más activamente en las manifestaciones antigubernamentales, aseguró que decidió secundar las protestas porque está "convencido de la necesidad de una reforma política".

La Duma o Cámara de diputados rusa votará mañana, viernes, si expulsa de su escaño a Gudkov por compaginar supuestamente sus actividades parlamentarias con negocios particulares, lo que está prohibido por la ley.

"Cuento con el apoyo de dos fracciones parlamentarias (comunistas y socialdemócratas). Si la votación fuera secreta, muchos diputados de Rusia Unida (RU, partido oficialista) también me apoyarían", indica.

Gudkov cree que es muy difícil que el Tribunal Constitucional pueda aplazar mañana, viernes, la votación después de que comunistas y socialdemócratas le presentaran un recurso al considerar anticonstitucional los planes de la mayoría parlamentaria oficialista.

"Consideramos que la mayoría parlamentaria no puede decidir por el votante si corresponde expulsar del cuerpo de diputados a alguien que no gustaba a las autoridades y que cometió un insignificante error de cálculo", dijo Guennadi Ziugánov, líder comunista, a la agencia Interfax.

El dirigente comunista añadió que ni RU, ni la Fiscalía General, ni el Comité de Instrucción tienen derecho a privar del escaño al opositor sin decisión judicial de por medio.

Gudkov, de 56 años, no descartó que, tras perder su inmunidad parlamentaria, las autoridades decidan abrir un proceso judicial en su contra.

El partido del Kremlin ha recibido el respaldo de los ultranacionalistas, quienes suelen apoyar tradicionalmente al partido del Kremlin.

"Nos engañó a todos nosotros, engañó a sus electores sobre que había dejado de ser un empresario. Y aquí no es necesaria una decisión judicial. Está obligado a devolver todo su salario de diputado", aseguró hoy el líder ultranacionalista Vladímir Yirinovski.

El Comité de Instrucción de Rusia confirmó este lunes las denuncias de que Gudkov participó en la gestión de una empresa constructora con sede en Bulgaria y que también realizó en el pasado actividades comerciales en Rusia mientras ostentaba un escaño

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.