Rusia está interesada en que Moldavia conserve su integridad territorial

"Estamos interesados en que Moldavia se desarrolle como un territorio unificado", afirmó Medvédev durante una reunión con el primer ministro moldavo, Vlad Filat, según las agencias rusas.

Medvédev subrayó que Rusia aboga por que "Moldavia sea fuerte, un país independiente con todos los atributos de un Estado, incluido uno tan importante como es la soberanía estatal".

Para ello, el jefe del Gobierno ruso insistió en que a Moscú le gustaría que las negociaciones de paz con Cisdniéster, región de mayoría rusa y ucraniana, avanzaran a un mayor ritmo.

"Nosotros aportaremos nuestro granito de arena. Estamos también dispuestos a discutir abiertamente este asunto", dijo.

Por su parte, Filat agradeció la postura de las autoridades rusas en relación a la integridad territorial moldava, aunque reconoció que el proceso de negociaciones con los separatistas "efectivamente, no es nada fácil".

Moscú ha sido acusado en muchas ocasiones por Moldavia de defender al régimen separatista y de intentar crear -como en las regiones georgianas de Osetia del Sur y Abjasia- un protectorado en ese pequeño territorio, que rompió lazos con Chisinau hace 20 años tras una guerra civil en la que contó con ayuda rusa.

Medvédev intentó reavivar el proceso de negociación entre ambas partes cuando asumió el poder en el Kremlin en 2008, aunque sus labores de mediación fueron infructuosas.

Precisamente, mañana y pasado se celebra en Viena la quinta ronda de negociaciones multipartitas desde su reanudación a finales de 2011 tras un paréntesis de más de cinco años.

Las conversaciones se celebrarán en el formato 5+2, conformado por las dos partes en conflicto y los cinco mediadores internacionales: Rusia, Ucrania, Estados Unidos, la OSCE y la UE.

Cisdniéster insiste en fomentar primero la cooperación económica y humanitaria, y solucionar el problema de la libre circulación de ciudadanos por ambos territorios como medidas de confianza, antes de entrar a discutir las cuestiones políticas del conflicto.

Recientemente, la canciller alemana, Angela Merkel, propuso conceder una autonomía especial a la región separatista moldava de Cisdniéster "en el marco de la integridad territorial de Moldavia y las fronteras internacionales".

Desde el final de aquella contienda, que costó la vida a centenares de personas, Moldavia aboga por la integración de los dos territorios separados por el río Dniéster, a lo que siempre se han negado los separatistas.

Rusia, que cuenta con unos 1.350 soldados en la zona desde 1993, defiende la integridad territorial moldava, pero también la concesión de un estatus especial a Cisdniéster, como condiciones para el arreglo del problema.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies