Unionistas marcharán en favor de la unificación con Rumanía

"Diez mil unionistas marcharán este domingo por el centro de Chisinau para apoyar la integración con Rumanía", señaló Pavel Muntianu, uno de los dirigentes de la organización Actiunea-2012 (Acción-2012).

Muntianu aseguró en conversación telefónica desde Chisinau que "la unificación con Rumanía es absolutamente lógica, ya que siempre hemos hablado rumano y tenemos una historia común".

"Cada marcha por la unificación es más multitudinaria. Más y más gente se suma con entusiasmo a nuestra causa", dijo, en alusión a que ésta es la tercera acción masiva convocada por su organización en los últimos meses.

Muntianu aseguró que, aunque cuentan con el apoyo del Partido Nacional Liberal, no son una organización política y rechazan cualquier tipo de violencia para lograr sus fines.

"Según las encuestas, entre un 20 y un 30 por ciento de la población apoya la aproximación o la unificación con Rumanía", recalca.

En su opinión, "la unificación entre Moldavia y Rumanía ocurrirá gradualmente cuando los moldavos y los actuales dirigentes políticos conozcan mejor la historia".

"Moldavia no tiene futuro como Estado. Un tercio de los moldavos han emigrado al extranjero para trabajar. No hay perspectivas", dijo, en referencia a que Moldavia es el país más pobre de Europa, según el Banco Mundial.

Por su parte, el primer ministro de Moldavia, Vlad Filat, se manifestó hoy totalmente en contra de la celebración de la citada marcha.

"El Ministerio de Justicia debe estudiar la legislación vigente para no permitir en el futuro acciones encaminadas a minar la independencia, la soberanía y la unidad del Estado", dijo Filat, citado por las agencias rusas.

Durante una sesión del Gobierno, Filat añadió: "Recomiendo a los organizadores que renuncien a esas acciones y a los ciudadanos que no participen en ellas y no se dejen utilizar tanto por los unionistas como por los patriotas".

"Tales acciones, tanto las celebradas antes como las previstas, representan un peligro para el orden público. El país necesita más que nunca estabilidad para el logro de sus objetivos estratégicos de integración en la Unión Europea", dijo.

Filat opina que las marchas en favor de la unificación con Rumanía las organizan los que se oponen al acercamiento del país a la UE, lo que "pone en peligro los intereses nacionales de Moldavia".

Los partidos y organizaciones que se oponen a la unificación con el vecino país han adelantado que movilizarán el domingo a sus partidarios, lo que ha hecho temer a las autoridades que se produzcan enfrentamientos, como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

Los gestos de acercamiento entre Bucarest y Moldavia, antigua provincia de Besarabia -parte de Rumanía antes de la II Guerra Mundial-, han sido una constante desde la derrota de los comunistas en las elecciones generales de 2009 y la subida al poder de la actual coalición liberal-nacionalista.

Besarabia fue ocupada por la Alemania nazi en 1940 y anexionada por la Unión Soviética en septiembre de 1944, hasta que se independizó a finales de 1991

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies