Al límite del Círculo Polar

Aurora boreal. Fuente: Legionmedia

Aurora boreal. Fuente: Legionmedia

En invierno en el lago Lovozero, perdido en la península de Kola en algún lugar del Círculo Polar aparece la Aurora Boreal. Los samis rusos que viven a orillas del lago adivinan el futuro en el cielo polar como si se tratase del poso de café. Todo el norte polar de Rusia observa este inusual fenómeno de la naturaleza. Muchos cazadores acuden a conquistar la Aurora Boreal a las vastas extensiones de Yakutia, Chukotka y la región de Krasnoyarsk.

Múrmansk


Ver mapa más grande

Al norte de la península de Kola puede verse la Aurora Boreal hasta 200 veces al año. La mayor parte de la península forma parte del Círculo Polar, por eso en verano el sol no se pone en el transcurso de un mes y medio, y en invierno tiene lugar la llamada noche polar. En la reserva natural de Laponia sus habitantes observan la Aurora Boreal entre árboles que cuentan con más de 600 años, monumentos paganos samis y lagos sagrados. El mejor momento para observar este fenómeno va desde febrero a marzo y de septiembre a octubre ya que el resplandor en el cielo puede durar desde varias horas a varios días. Los colores más comunes son el verde claro, el rojo y a veces el violeta.

Severodvinsk


Ver mapa más grande

Además de contar con el entro Nuclear de Construcción Naval de Rusia, que lucha por convertirse en la ciudad de la ciencia, Severodvinsk atrae la atención de viajeros que van en busca de la Aurora Boreal al oeste de Rusia. Se sitúa cerca de Arjánguelsk, desde aquí puede estudiarse mejor este fenómeno de la naturaleza que desde la capital de la región: para ver el brillante verde y rojo resplandor en medio del cielo de invierno no hace falta salir de la ciudad.

Nóvaya Zemliá


Ver mapa más grande

Una vez recibido un permiso especial es posible llegar al archipiélago de Nóvaya Zemliá, donde en la actualidad viven alrededor de 3.000 personas, en su mayor parte se trata de militares y personal de la construcción. En el siglo XX tuvieron lugar experimentos nucleares con fines pacíficos. Aquí fue lanzada por primera vez la Tsar-bomba – AN602, el dispositivo más potente en la historia de la humanidad. En la mayoría de las islas del archipiélago se aprovechan las noches polares para pastorear a los renos bajo los rayos escarlata de la Aurora Boreal.

Narian-Mar


Ver mapa más grande

“Si ves en nuestra tierra la Aurora Boreal, ¡no silbes! O se apagará,” dice un ciudadano de Narian-Mar, capital del distrito autónomo de Nenetsia en el norte de Rusia. Aquí se encuentra el monumento a la primera ciudad construida en el Ártico: Pustoziorsk, fundada en el año 1499. En el siglo XVI fue un punto clave en el norte de Rusia y en Siberia y que sirvió com lugar de exilio o encarcelamiento. En este lugar se quemó al destacado activista, el arcipreste Avvakum, considerado un santo mártir por los Viejos Creyentes. A comienzos del siglo XVIII, al aparecer vías más cómodas para ir a Siberia a través de los Urales dejó de ser importante y en el siglo XX se hizo invisible. En la actualidad, a las afueras de Narian-Mar puede verse la estructura de la antigua iglesia de Pustoziorsk que ahora se utiliza como taller agrícola. Para ver la Aurora Boreal y conocer leyendas sobre la desaparición de Narian-Mar se debe ir a principios de otoño.

Salejard


Ver mapa más grande

Salejard  es la única ciudad en el mundo que se encuentra dentro del Círculo Polar. Aquí puede verse la Aurora Boreal en todo momento. En esta ciudad los supermercados, los cines, los medios de comunicación y las agencias turísticas reciben el nombre de 'Aurora Boreal'. Sin embargo, es suficiente acercarse a los límites de Salejard, a la tundra del norte, para dar con el brillante resplandor verde en el cielo al que los nativos denominan 'Jrer Jarp', es decir, 'luz de los muertos': los nenets creen que en las frías noches las almas de sus antepasados salen de caza por la tundra.

Dikson


Ver mapa más grande

El pueblo de Dikson está ubicado al norte de la región de Krasnoyarsk,  una parte de este pueblo está en el continente, mientras que la otra parte corresponde a una isla con el mismo nombre, separada del continente por un estrecho de 500 kilómetros. Es el puerto ruso que más al norte se encuentra e incluso cuenta con un aeropuerto en la parte de la isla. En dos horas de vuelo se llega al Polo Norte. En agosto la temperatura no sube de los 6 grados. Aquí no hay más de 30 días de sol al año, pero durante esos días los 632 habitantes de la isla observan una sorprendente Aurora Boreal blanca.

Dudinka


Ver mapa más grande

La ciudad de Dudinka está situada cerca del Círculo Polar Ártico. Aquí sólo hay temperaturas sobre cero  durante cuatro meses al año. En invierno la temperatura llega a -50º, mientras que en verano suben hasta 30º. Las personas que se aventuren a visitar esta ciudad se encontrarán con un fascinante paisaje ártico, ya que aquí se puede disfrutar de la Aurora Boreal durante ocho meses al año, además de poder ver los impresionantes rompehielos en el horizonte que van por la ruta del Mar del Norte.

Igarka


Ver mapa más grande

En la zona del permafrost, al noreste de la región de Krasnodar está situada la ciudad de Igarka, un puerto fluvial ubicado en el río que recibe el mismo nombre. Fue llamado así en honor a un ciudadano del lugar: el pescador Ígor Shiriaev. Los vecinos lo llamaban 'Igarka'. Esta pequeña ciudad era la última estación de la Vía Ferroviaria del Norte: un proyecto de Iósif Stalin destinado a unir los puntos de población del extremo norte por la ruta Salejard-Igarka. 'El camino muerto' , así lo llaman ahora, es una parada obligatoria en el programa de cualquier viajero en busca de aventuras. En primavera y otoño puede verse la Aurora Boreal de color esmeralda cada noche en el cielo de Chum e Igarka.

Jatanga


Ver mapa más grande

En una de las zonas habitadas del norte de Rusia, con 2.960 habitantes, pueden encontrarse numerosos lugares de interés. Entre los más sorprendentes se encuentran: dos museos del mamut, uno de los cuales está bajo tierra, un cementerio de barcos y una mina abandonada de diamantes. En esta ciudad se halla la iglesia ortodoxa más al norte de toda Eurasia. Cada día en el cielo bajo Jatanga tiene lugar una intensa Aurora Boreal que vienen a ver personas desde todos los rincones de Rusia.

Tiksi


Ver mapa más grande

A Tiksi se puede volar directamente desde Moscú, puesto que tiene un aeropuerto federal que une las ciudades centrales de Rusia con los alejados asentamientos yakutos. Esta pequeña ciudad fue fundada en 1930 a 72 grados de latitud norte por meteorólogos, marineros y pilotos militares. La noche aquí dura dos meses y medio en invierno al igual que el día polar. La Aurora Boreal puede observarse especialmente durante los días de los equinoccios de primavera y otoño en abril y octubre.

Magadán


Ver mapa más grande

El color del cielo cambia por completo cuando se está a 15 kilómetros de Magadán: el cielo lo ilumina un destello verde hierba que se refleja sobre la nieve. Los habitantes de Magadán dicen que la Aurora Boreal les regala un 'verano nevado' decorando todo el entorno con colores vivos y brillantes. Magadán está en el Lejano Este, a orillas del Mar de Ojotsk. Se encuentra a la misma latitud que San Petersburgo, sin embargo el clima y la Aurora Boreal se explican gracias a la presencia de fríos mares y montañas. En Magadán la Aurora Boreal no puede verse tan a menudo. Habitualmente tiene lugar entre marzo y abril antes del comienzo del verano polar.

Isla de Wrangel


Ver mapa más grande

La isla de Wrangel, con su interminable extensión de tundra ártica, forma parte de la reserva natural que recibe el mismo nombre y que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La isla está situada en la confluencia de los hemisferios oeste y este y separada 180 metros por el meridiano en dos partes casi iguales. En la superficie de la isla no queda ni una sola vivienda: las tres villas que fueron construidas allí en el siglo XX dejaron de existir. Para llegar a la reserva natural y disfrutar del pastoreo de bueyes almizcleros y de la Aurora Boreal que se refleja en los depósitos de cristal de roca y en los edificios decrépitos de los pueblos fantasmas, es suficiente con contratar una excursión a la reserva. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.