Rusia califica de estructura de confrontación el Gobierno sirio en el exilio

El titular de Exteriores reiteró la postura rusa, que coincide con la recogida en el comunicado del Grupo de Acción para Siria aprobado en la conferencia de paz celebrada en junio en Ginebra y que insta al Gobierno y oposición del país árabe a nombrar negociadores para llegar a una solución política.

"Es una alternativa real a la creación de estructuras de confrontación como el Gobierno en el exilio, que se contrapondrá no sólo a las autoridades (sirias) sino también a la oposición interna", dijo Lavrov tras reunirse con la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton en Vladivostok.

Lavrov, desplazado a la cumbre del Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico que se celebra este fin de semana en el Pacífico ruso, recordó que el comunicado de Ginebra, aprobado por las principales potencias mundiales, regula los pasos para el proceso de paz que incluye la formación de un gobierno de transición.

Esta es la postura que defenderá Moscú en la próxima reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, que se celebrará a finales de este mes de septiembre, según anunció el ministro ruso.

"En el encuentro con la secretaria de Estado de EEUU hemos subrayado que nos pronunciaremos para que el Consejo de Seguridad apruebe el Comunicado de Ginebra", manifestó Lavrov.

El titular de la cancillería rusa responsabilizó a algunos países europeos de "instigar a la oposición al rechazo del diálogo y la continuación de la lucha".

"Es precisamente lo que hacen nuestros socios europeos. Nosotros apoyamos el plan de Kofi Annan (exrepresentante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria), lamentó.

El ministro de Exteriores ruso apoyó además la propuesta del Comité Nacional Sirio (grupo opositor interior) de celebrar en Damasco una conferencia de todas las fuerzas opositoras al régimen del presidente Bachar al Asad.

Por otra parte, Lavrov expresó a Clinton su preocupación por el perjuicio que sufren las entidades financieras rusas a consecuencias de las sanciones de Estados Unidos contra Siria e Irán.

"Las sanciones unilaterales estadounidenses contra Siria e Irán van ganando un carácter extraterritorial y afectan directamente los intereses de las empresas rusas, en particular de los bancos", se quejó Lavrov, que calificó de "intolerable" esta determinación de Washington.

Descartó no obstante que Rusia tenga especiales intereses económicos, militares y comerciales en estos dos países, "en los que sí tienen grandes intereses nuestros socios europeos".

Lavrov insistió en criticar duramente la postura de Occidente sobre el papel que deben jugar Rusia y China en la resolución del conflicto sirio.

"Decidieron actuar a solas, sin contar con nosotros. Y ahora que ha pasado más de un año y medio y las sanciones unilaterales no funcionan, empiezan a culpar a Rusia, China y a otros países que no quieren apoyar las sanciones antisirias (en la ONU) de impedir no se qué unidad de la comunidad internacional", aseveró el ministro ruso.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies