Seis policías rusos mueren en ataque guerrillero contra convoy en el Cáucaso

Seis policías rusos murieron hoy y otro más resultó herido en un ataque perpetrado por la guerrilla contra una columna blindada en la república norcaucásica rusa de Ingushetia, vecina de Chechenia, según informó el Ministerio de Interior local.

Cuatro de los policías del departamento de vigilancia fronteriza de Ingushetia murieron durante el mismo ataque, mientras otros dos fallecieron posteriormente a causa de las heridas recibidas.

Los guerrilleros utilizaron armas automáticas y lanzagranadas para atacar el convoy militar, que estaba integrado por varios blindados y decenas de efectivos militares.

La fuente no descarta que entre los guerrilleros pueda haber heridos, ya que los soldados rusos respondieron profusamente al fuego enemigo.

"En estos momentos, tiene lugar una operación especial de búsqueda y captura de los asaltantes. A la zona del siniestro han sido enviadas unidades adicionales del Ministerio del Interior", agregó.

El ataque tuvo lugar en torno a las 13:00 hora local (09:00 GMT) a las afueras de una pequeña aldea del distrito ingush de Sunzhenski, que limita con Chechenia y la también república rusa de Osetia del Norte.

Precisamente, el líder de la Chechenia, Ramzán Kadírov, ha criticado a su colega ingush, Yunus-Bek Yevkúrov, por su falta de efectividad en la lucha contra la guerrilla islamista.

Además, se ha ofrecido a combatir esa lacra en territorio de la vecina república, la más inestable del país junto a Daguestán, ofrecimiento que fue muy mal recibido por las autoridades ingushes.

Recientemente, al menos 30.000 soldados del Ministerio del Interior ruso fueron trasladados en marzo desde Chechenia a la república de Daguestán debido a la escalada de la violencia terrorista.

Según la prensa rusa, el número de jóvenes que se han echado al monte en los últimos meses ha aumentado en Ingushetia debido a las arbitrariedades cometidas por las fuerzas de seguridad con la población civil

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies