Rusia condena amenazas atribuidas a rebeldes sirios contra aviones civiles

Rusia condenó hoy la amenaza atribuida al Ejército Libre Sirio (ELS) de que a partir de ahora los aeropuertos de Damasco y Aleppo y los aviones civiles que cubran la ruta entre ambas ciudades serán objetivos militares.

Según las agencias locales, la nota añade que "Rusia ya se ha dirigido por los canales diplomáticos habituales a aquellos países que tienen influencia sobre la oposición radical".

"Consideramos tales amenazas absolutamente inaceptables. Representan una flagrante violación del derecho internacional, sobre todo, de la Convención de Chicago de 1944 sobre la Aviación Civil Internacional", insistió.

En opinión de Rusia, "hay que ejercer una firme presión sobre los líderes del ELS para excluir tales amenazas, sin hablar ya de su puesta en práctica".

"Las últimas declaraciones del ELS confirman que el terrorismo se convierte en una de sus principales métodos de actuación", señala la nota.

Y advierte que en caso de que esas amenazas se conviertan en realidad, los responsables no solo serán los autores de esas acciones, sino también aquellos que les apoyan, en alusión a las potencias occidentales que financian a los rebeldes sirios.

Por todo ello, el Ministerio de Exteriores de Rusia volvió a recomendar a sus ciudadanos que se abstengan de viajar al país árabe.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, adelantó este lunes que abordará esta semana el conflicto sirio con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, con ocasión de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC).

"En cuestión de principios, las posturas rusa y norteamericana no son contradictorias. Tanto ellos como nosotros queremos la transición de Siria a un sistema democrático y pluralista", dijo Lavrov a la agencia oficial RIA-Nóvosti.

Lavrov, cuya reunión con la jefa de la diplomacia estadounidense tendrá lugar en Vladivostok, ciudad situada en la costa del océano Pacífico, explicó que "la diferencia radica en los métodos para lograr ese fin".

"Para los norteamericanos lo importante es adelantarse a los acontecimientos, acabar con (el presidente sirio), Bachar al Asad, y crear un Gobierno de transición", detalló.

El titular de Exteriores ruso advirtió, asimismo, que al intentar "consensuar todos esos asuntos sin participación de las actuales autoridades, significa imponer el plan de arreglo desde el exterior".

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.