La española SEAT tiene un buen futuro en Rusia

El fabricante español de automóviles anunció el pasado 29 de agosto en Moscú su ambicioso plan de conquistar Rusia, que aspira a convertirse en los próximos años en el principal mercado europeo y por tanto prioritario para la marca a corto y largo plazo.

Exteriores añadió en un comunicado que, con este plan de expansión, SEAT abrió una "nueva" etapa en el segundo mayor mercado automovilístico de Europa de la mano del importador del grupo Volkswagen para rentabilizar su experiencia en este mercado.

En lo que va de año, SEAT duplicó su red de distribución en Rusia y ya dispone de 22 concesionarios en Moscú, San Petersburgo y en algunas de las ciudades más pobladas del país, como Ekaterimburgo, Kazán, Cheliábinsk, Nizhni Nóvgorod o Rostov del Don.

El fabricante español abrirá tres nuevos concesionarios antes de que acabe el año y llegará a 25 para cubrir la mayoría de las regiones de la parte europea del país, donde comercializa los modelos Ibiza, León, Altea Freetrack y Alhambra.

SEAT exporta alrededor de cuatro de cada cinco vehículos a 75 países y uno de sus objetivos es aumentar este porcentaje abriendo y potenciando nuevos mercados, precisó Exteriores.

Paul Sevin, vicepresidente comercial de la multinacional española, que asistió al Salón del Automóvil de Moscú inaugurado el pasado viernes, dijo a Efe que Rusia, con un crecimiento de ventas en torno al 15 por ciento anual, es en estos momentos el segundo mercado de Europa y junto con China resulta "esencial para la expansión internacional" de SEAT.

El año pasado se comercializaron en Rusia más de 2,6 millones de vehículos, sólo superados por los casi 3,2 millones vendidos en Alemania, y en el primer semestre de 2012 las ventas superaron ya la cifra de 1,4 millones de vehículos.

Aunque por ahora las ventas de SEAT en Rusia son discretas (poco más de 1.400 unidades), el crecimiento del 10 por ciento en lo que va de año permite a sus dirigentes marcar la cota de vender 20.000 unidades al año ya para 2015.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies