El presidente armenio pide a su pueblo que deje de quemar banderas húngaras

"Me dirijo a la sociedad, en particular a los jóvenes, y les pido que no quemen banderas de Hungría, ya que esa no es la bandera del partido gobernante en Hungría, ni el símbolo de su primer ministro", dijo Sargisán.

El presidente armenio, quien ordenó romper las relaciones diplomáticas con Hungría debido a ese incidente, aseguró que el comportamiento inhumano de un hombre y de un partido no deben ser motivo para enemistarse con el pueblo húngaro.

"Por supuesto, se puede expresar una protesta, pero no podemos renunciar a nosotros mismos y a nuestros valores", indicó.

Al mismo tiempo, el líder armenio subrayó que su país tomará las medidas diplomáticas necesarias en relación al caso del oficial azerbaiyano Ramil Safárov.

Gurgén Margarián, teniente de las Fuerzas Armadas armenias que estudiaba inglés en Budapest en el marco del programa de la OTAN "Cooperación en nombre de la paz", fue asesinado el 19 de febrero de 2004 a hachazos a manos de Safárov, oyente del mismo curso.

El 13 de abril de 2006, un juzgado de primera instancia de Budapest sentenció al asesino a cadena perpetua sin derecho a remisión durante 30 años, condena que confirmó el tribunal de apelaciones en febrero de 2007.

No obstante, Safárov fue extraditado el pasado 31 de agosto a su país natal, donde recibió el indulto del presidente azerbaiyano, Ilham Alíev.

En relación con este caso, hoy mismo la oposición armenia presentó ante el Parlamento una propuesta para que reconozca la independencia del enclave de Nagorno Karabaj, que enfrenta a armenios y azerbaiyanos desde 1988.

En todo caso, la Cancillería armenia informó hoy de que no tiene intención de suspender las negociaciones con Azerbaiyán para el arreglo del conflicto del Karabaj, que tienen lugar con mediación internacional.

Por motivos de seguridad, Armenia se niega a participar en actividades deportivas o culturales internacionales en territorio azerbaiyano, como ocurrió con la última edición del festival de la música de Eurovisión que se celebró en mayo en Bakú.

La disputa entre Armenia y Azerbaiyán se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando la población mayoritariamente armenia de Karabaj pidió la incorporación de ese territorio azerbaiyano a Armenia, tras lo cual estalló una cruenta guerra (1991-1994) que causó, según distintas fuentes, unos 25.000 muertos.

El conflicto armado, la primera guerra entre dos antiguas repúblicas soviéticas, concluyó con la expulsión de los azerbaiyanos del enclave y la ocupación de una vasta zona de Azerbaiyán, que permitió unir el enclave a Armenia.

La ONU condenó en 1993 en cuatro resoluciones diferentes la ocupación del enclave por las tropas armenias y demandó su retirada inmediata.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies