El futuro europeo de Georgia pasa por unas elecciones limpias

La Unión Europea (UE) animó hoy a Georgia a consolidar su democracia de cara a las elecciones parlamentarias de octubre y condicionó los avances en las negociaciones para un acuerdo de asociación entre ambos socios al buen desarrollo de los comicios.

"Estas elecciones serán cruciales para continuar con el desarrollo democrático de Georgia y sentarán las bases para la calidad y la intensidad de nuestras relaciones en un futuro", indicaron ambos dirigentes europeos, tras reunirse hoy con el primer ministro georgiano, Ivané Merabishvili.

Merabishvili también se entrevistó con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, durante su primera visita a Bruselas tras asumir el cargo en julio pasado.

En otro comunicado, Van Rompuy animó a Georgia a consolidar su democracia ante los próximos comicios, con la vista puesta en avanzar en las negociaciones que este país mantiene con la Unión Europea para estrechar sus relaciones bilaterales y comerciales.

El presidente del Consejo hizo hincapié en la importancia que tendrán las votaciones parlamentarias, un evento "crucial en términos de desarrollo democrático", en especial de cara a asegurar un marco electoral apropiado y despejar las preocupaciones surgidas en torno a la "creciente tensión" que está generando la cita.

Ashton y Füle mostraron su preocupación por la "creciente polarización y la tensión" y apelaron a la responsabilidad tanto del Gobierno como de la oposición para mantener un ambiente tranquilo de competitividad electoral y con libertad para la prensa.

Por otra parte, Van Rompuy recalcó que los dos socios mantienen el objetivo de completar el año que viene las negociaciones para establecer un nuevo acuerdo de asociación y un tratado para liberalizar el comercio entre ambos.

Ashton y Füle reiteraron el interés de la UE en profundizar sus relaciones con Georgia a través del diálogo para liberalizar la exigencia de visados antes de finales de año.

Igualmente, el presidente del Consejo señaló la importancia que la UE concede a la resolución de los conflictos que mantiene Georgia con las separatistas Abjasia y Osetia del Sur, a la vez que apoyó la integridad territorial del país.

Van Rompuy animó al Gobierno de Georgia a buscar "acciones más pragmáticas y constructivas para fomentar la reconciliación y los esfuerzos por resolver los conflictos con las regiones independentistas".

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.