Despierta un enorme volcán en Kamchatka

"La mezcla de cenizas y gases arrojada alcanzó una altura de 12 kilómetros", dice el comunicado oficial y añade que las nubes de polvo "constituyen un grave peligro para los aviones, cuyas rutas cruzan el norte del Pacífico".

En las últimas 24 horas las estaciones sísmicas dieron cuenta de más de 160 movimientos en la zona del volcán, que se encuentra en el noreste ruso frente a las costas de Alaska, agregaron las fuentes.

El volcán, cuyo nombre traducido del ruso significa "Anónimo", está a unos 500 kilómetros de Petropávlovsk, principal ciudad de Kamchatka, en la costa oriental de la península, justo en la zona por donde pasan las rutas aéreas internacionales que unen a Estados Unidos con los países del Pacífico asiático.

Las nubes de cenizas del Bezimianny se desplazan hacia el noreste y ya se extendieron a lo largo de unos 50 kilómetros, dice el comunicado.

Las erupciones de Bezimianny se producen una o dos veces al año y la última tuvo lugar en marzo pasado.

La actividad del volcán, de 2.900 metros de altura, está bajo control permanente de los científicos rusos desde el 30 de marzo de 1956, cuando una erupción provocó una catástrofe en la península y desde entonces, el 30 de marzo es el Día del Vulcanólogo.

El alud que desencadenó la erupción cortó el principal río de la península, también llamado Kamchatka, y provocó una gran inundación, mientras que la gigantesca nube de cenizas alcanzó los 40 kilómetros de altura.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies