Crece la tensión entre Hungría y Armenia

En un comunicado conjunto, los ministerios de Exteriores y de Justicia afirmaron que "Hungría respeta a la Armenia cristiana" y agregaron que la extradición se realizó conforme al Convenio Europeo de Estrasburgo de 1983, sobre el traslado de personas condenadas.

Así, la nota oficial asegura que la extradición se ha realizado de una forma "transparente" y respetando las normas, "algo que exige también de sus socios internacionales".

El Gobierno de Armenia rompió ayer las relaciones diplomáticas con el país centroeuropeo por la extradición a Azerbaiyán de un militar de ese país condenado por el asesinato en 2004 de un oficial armenio en territorio húngaro.

Un tribunal húngaro sentenció al asesino a cadena perpetua en febrero de 2007, pero el condenado fue extraditado ayer a su país, donde fue liberado inmediatamente.

El ministerio de Justicia húngaro informó ayer de que el asesino iba a cumplir su condena en Azerbaiyán.

Armenia y Azerbaiyán mantienen una disputa desde la época en que ambas eran repúblicas de la Unión Soviética y la población mayoritariamente armenia del enclave azerbaiyano de Karabaj pidió su incorporación a Armenia.

Entre 1991 y 1994 una guerra entre ambos países causó unos 25.000 muertos.

El conflicto armado concluyó con la expulsión de los azerbaiyanos del enclave y la ocupación de una vasta zona de Azerbaiyán, que permitió unir Karabaj a Armenia.

La ONU condenó en 1993 en cuatro resoluciones diferentes la ocupación del enclave por las tropas armenias y demandó su retirada inmediata

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.