No habrá más bases extranjeras en Uzbekistán

La iniciativa, aprobada a propuesta del presidente del país centroasiático, Islam Karímov, despeja las dudas de algunos países vecinos sobre las razones que llevaron a Taskent a suspender en junio su participación en la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTCS), que agrupa a siete antiguas república soviéticas.

Fuentes diplomáticas de la vecina Tayikistán apuntaron entonces que Uzbekistán estaba apostando por el acercamiento a Estados Unidos ante la próxima salida de las tropas norteamericanas de Afganistán y el interés que tendrían en Washington para establecer una base permanente en territorio uzbeko.

El diario ruso Kommersant citaba la semana pasada fuentes diplomáticas uzbekas para informar sobre negociaciones entre Uzbekistán y Estados Unidos para la creación de un centro de reacción rápida después de 2014, ideado como la mayor base norteamericana en Asia Central.

La "Ley sobre Actividad Exterior de la República de Uzbekistán", que entrará en vigor tras ser firmada por el presidente Karímov, justifica el abandono de la OTSC al señalar que el país no toma parte en bloques político-militares y se reserva el derecho a abandonar toda organización internacional que derive en militar.

En noviembre de 2005, Karímov, que gobierna Uzbekistán desde hace más de 20 años, ordenó a las fuerzas estadounidenses que abandonen la base militar uzbeka de Karshi-Janabad, donde se encontraban desde el inicio de la campaña afgana en 2001.

Karímov reaccionó así a las críticas de la Casa Blanca por la matanza en mayo de 2005 de varios centenares de civiles en la violenta revuelta popular en Andiyán.

En principio, EEUU debe abandonar la base aérea de Manás en la vecina Kirguizistán, donde funciona desde hace años un centro de tránsito, en 2014.

Tanto Rusia como China e Irán han pedido a Washington que ponga fecha a su presencia militar en Asia Central, región que acoge grandes recursos energéticos.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies