Malestar en la ONU ante la propuesta rusa sobre Siria

La propuesta de Rusia de convocar para mañana una reunión de embajadores del Grupo de Acción para Siria molestó a varias delegaciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que se sienten excluidas de la cita y que recriminan a Moscú que trate de actuar fuera de ese órgano.

"Es un poco extraño que Rusia convoque una reunión de este tipo en la ONU excluyendo de facto a varios miembros del Consejo", dijeron a Efe fuentes diplomáticas del máximo órgano internacional de seguridad, que explicaron que varios embajadores están "molestos" con la iniciativa del embajador ruso Vitaly Churkin.

Después de que el Consejo diera hoy por concluida la misión de los observadores en Siria debido a la persistencia de la violencia y al fracaso hasta ahora de la labor mediador internacional, Churkin invitó a los embajadores del Grupo de Acción que reunió Kofi Annan en Ginebra en junio a reunirse en la sede de la ONU en Nueva York.

La idea, dijo Churkin, es "lanzar una llamada conjunta a las partes para que cesen la violencia y autoricen a sus representantes negociar una solución política", y dar continuidad así a lo acordado en Suiza hace cerca de dos meses, que fue impulsar la formación de un gobierno transitorio entre leales al régimen y la oposición.

En aquella reunión participaron China, Rusia, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Turquía, así como representantes de la Liga Árabe, la ONU y la Unión Europea, por lo que no todos los miembros del Consejo de Seguridad estuvieron presentes.

Ante ese nuevo escenario y después de que los tres vetos de Rusia y China a iniciativas para presionar a Al Asad hayan paralizado el Consejo, algunos de sus miembros consideran que la reunión propuesta por Moscú responde a "un intento ruso de dar la impresión que hace algo por frenar el conflicto", dijeron las citadas fuentes.

Varios de los países que deberán estar presentes en la reunión todavía no han recibido una invitación formal, y esperan a conocer mayores detalles que los expuestos por Churkin, que ante la prensa aseguró que el encuentro ocurriría "dentro de la sede de la ONU a las 11.00 horas" locales (15.00 GMT).

Estados Unidos, por su parte, han pedido a Rusia "información adicional y aclaraciones" sobre "el objetivo" del encuentro, antes de respaldar su celebración y confirmar su asistencia, según dijeron a Efe fuentes de la misión estadounidense ante la ONU.

"Mantendremos el mismo formato que tuvimos en Ginebra, pero mi intención en incluir en otros formatos del debate a los embajadores de Irán y Arabia Saudí", explicó Churkin, quien dijo que el propósito del encuentro es que la comunidad internacional ejerza presión a las partes, mediante la fijación de una fecha concreta, para la que deben detener la violencia y empezar a negociar.

El anuncio de Churkin se produjo después de que el Consejo acordara dar por terminada la misión de los observadores en el país árabe y respaldara la idea del secretario general, Ban Ki-moon, de crear una oficina política en Damasco, para seguir adelante con la labor mediadora y canalizar la ayuda humanitaria.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.