Los satélites rusos desviados no amenazan a la EEI

"En estos momentos dichos aparatos no representan una amenaza para el funcionamiento de la EEI y la agrupación de satélites rusa", dijo a la agencia oficial rusa Itar-Tass el portavoz de la Defensa Aeroespacial de Rusia, el coronel Alexéi Zolotujin.

El militar explicó que los especialistas de su cuerpo controlan permanentemente los parámetros de las trayectorias de ambos satélites, que quedaron fuera de su órbita prevista por un fallo en el bloque acelerador Briz-M.

El análisis de los cambios en los parámetros de las órbitas de los satélites, añadió Zolotujin, permite "calcular y precisar diariamente el porcentaje de probabilidades de una aproximación peligrosa de estos objetos a la EEI".

Según Itar-Tass, como resultado del lanzamiento fallido del Express-MD2 y del Telkom-3 han quedado en una órbita no prevista cuatro objetos: los dos satélites, el bloque acelerador y la juntura de enganche.

Fuentes de la industria espacial de Rusia cifraron en hasta 6.000 millones de rublos (casi 200 millones de dólares) las pérdidas ocasionadas por la fallida puesta en órbita de los dos satélites, lanzados el pasado día 6 desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) con ayuda de un cohete ruso Protón-M. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies