Georgia quiere la salida de las tropas rusas de Osetia

"Rusia continúa incrementando su potencial militar en los territorios ocupados y su retórica es agresiva, lo que supone una amenaza directa para la seguridad de Georgia", se afirma en una declaración difundida por el Ministerio de Asuntos Exteriores georgiano.

La Cancillería subrayó que la comunidad internacional debe exigir a Rusia "garantías de no empleo de la fuerza" contra Georgia, así como "crear mecanismos internacionales en los territorios georgianos ocupados (Osetia del Sur y Abjasia)".

La víspera, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó que su país previó y se preparó para rechazar la agresión de Georgia contra la región separatista de Osetia del Sur, que marcó hace cuatro años el comienzo del conflicto ruso-georgiano, conocido como la "guerra de los cinco días".

"No es ningún secreto: había un plan y actuamos de acuerdo con él. Fue elaborado por el Estado Mayor a fines de 2006 y comienzos de 2007 y fue acordado conmigo", dijo el jefe del Kremlin.

Según el Ministerio de Exteriores georgiano, esta declaración del presidente de Rusia "demuestra el caso omiso que hacen las autoridades rusas del derecho internacional".

El Gobierno georgiano llamó a la comunidad internacional a "continuar la presión sobre Rusia para que retire su tropas de ocupación" y "respete la soberanía y la integridad territorial de Georgia".

La guerra ruso-georgiana, que el Kremlin denominó "operación para imponer la paz" a Georgia, concluyó con la victoria aplastante de Rusia, que llegó a tener sus tropas a tiro de cañón de Tiflis, la capital georgiana.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.