El Ejército ruso creará brigadas integradas solo por cosacos

"Formaremos unidades de cosacos. En cada distrito militar habrá, como mínimo, una brigada cosaca. Aunque no tendrán un uniforme especial", afirmó Makárov al diario "Izvestia".

De esta forma, los cosacos, que intentan recuperar la identidad y la influencia perdida durante la Unión Soviética, se convertirán en una de las principales fuentes de reclutas para las Fuerzas Armadas, añade la fuente.

Ante la renuencia de muchos jóvenes a realizar el servicio militar, el número de cosacos en las filas del Ejército ha aumentado notablemente en los últimos años.

Según los especialistas, los cosacos podrían ser enviados a proteger las fronteras rusas, especialmente en el Lejano Oriente ruso y en el inestable Cáucaso, como en tiempos del imperio zarista.

La pasada semana el gobernador de Krasnodar, Alexandr Tkachov, desató una gran polémica al anunciar la creación de una unidad policial cosaca para combatir la inmigración de caucasianos en esa región bañada por el mar Negro.

Tkachov adelantó que un millar de cosacos colaborarían a partir del próximo 1 de septiembre con la policía local para combatir la inmigración ilegal.

Tanto la oposición como miembros de la consultiva Cámara Pública han pedido al Comité de Instrucción que investigue las declaraciones del gobernador, aduciendo que suponen una instigación al odio étnico, además de que los oriundos de las repúblicas del Cáucaso Norte ruso son ciudadanos de Rusia.

Los tropas cosacas fueron desmanteladas después de la revolución bolchevique de octubre de 1917 y víctimas de una brutal persecución, por lo que muchos tuvieron que exiliarse en el exterior, aunque regresaron tras la muerte de Stalin.

Los cosacos, que vivían en la periferia del imperio ruso, protegieron durante siglos sus fronteras y ayudaron a los zares a conquistar nuevos territorios.

Desde la primera llegada al poder en 2000 del actual presidente, Vladímir Putin, los cosacos han recibido el respaldo del Kremlin a sus actividades e intentan legitimar sus actividades desde el punto de vista legal.

Los activistas de derechos humanos acusan a los cosacos de perseguir a las minorías étnicas en las regiones meridionales rusas y de expulsarles por la fuerza sin que dispongan de autorización para ello.EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies