Putin responde a las preguntas de los jóvenes

El presidente conversa con los jóvenes en el foro. Fuente: Reuters/ Vostock Photo.

El presidente conversa con los jóvenes en el foro. Fuente: Reuters/ Vostock Photo.

Vladímir Putin ha visitado el foro de la juventud Seliguer. En esta ocasión no solo han asistido los movimientos juveniles afines al Kremlin sino que ha reunido también a grupos de la oposición. El Presidente ha respondido a algunas de las numerosas cuestiones que se le han planteado.

La última sesión del foro de la juventud 'Seliguer' está dedicada a la política y la sociedad civil. Los años anteriores se reunieron miembros de los movimientos afines al Kremlin, como Nashi, "Mestnie" y jóvenes simpatizantes de ambos. Esta vez el campamento se ha convertido en una muestra de pluralismo. Los organizadores de la agencia federal para asuntos de la juventud, se inventaron un nombre no oficial del evento: 'OccupySeliguer. 

Todo el campamento se reunió en el pabellón central sobre las tres y una hora después Putin llegó en helicóptero. 

El director de la sesión, Dmitri Ternovski dio a entender inmediatamente al Presidente que la edición actual del 'Seliguer' no era como el de otras ediciones sino que consistía en "un espacio de diálogo para diferentes fuerzas políticas". En su opinión, "el Gobierno está acostumbrado a andar por islas de seguridad y tranquilidad, donde no le hacen preguntas comprometidas". 

"Es necesario hacer que se le mueva el suelo bajo los pies", resumió e inmediatamente enumeró una serie de preguntas comprometidas. Habló sobre el pucherazo en las elecciones, la falta de libertad, del "sistema judicial que está demasiado politizado", también dijo que "si las chicas de Pussy Riot no hubieran pronunciado en la iglesia su nombre, es posible que no se estuvieran enfrentando a una condena tan severa". Hubo también preguntas sobre el "sistema policial y la detención ilegal de mucha gente".

En opinión del señor Ternovski, "la gente pronto dejará de ver los canales de televisión porque a través de internet pueden acceder a otras fuentes de información". Además de esto "se habla mucho de corrupción" 

La causa principal de todo esto es "la inamovilidad del gobierno", argumentó Ternovski. Por eso preguntó a Vladimir Putin: "¿Habrá en Rusia un cambio de Gobierno?

Como respuesta, Putin le recordó la Constitución, según la cual una misma persona no puede ser Presidente más de dos mandatos seguidos. Por eso, explicó, en su momento "no cambió la Constitución para sí mismo, sino que dejó el primer cargo del Estado y pasó a ocupar una responsabilidad más humilde".

Después, ejerció el derecho que le otorga la Constitución y se volvió a presentar a las elecciones. En cuanto a la inamovilidad del Gobierno, en opinión de Putin, en este proceso juega un papel fundamental el concepto de "sucesión" y señaló que ha tenido lugar una "renovación de dos tercios del gobierno federal". 

Sobre el sistema judicial, sus relaciones con el proceso de las Pussy Riot o el sesgo político de los canales federales de televisión, el Presidente no se pronunció. Estaba en su derecho y no le volvieron a preguntar sobre el tema. 

Hubo numerosas quejas sobre el sistema policial. El moscovita Viacheslav Saier comunicó que su amigo "había sido detenido por participar en los altercados del mitin del 6 de mayo,  aunque no estaba ese día en Moscú". El Presidente le recomendó que resolviera este tema a través de la fiscalía. 

No faltaron tampoco preguntas sobre los lazos blancos, el símbolo de la oposición. "En diciembre del año pasado hizo un comentario muy 'interesante' sobre nuestro símbolo (Putin dijo que le recordaban a preservativos), le comentó al Presidente el representante del movimiento en la ciudad de Penza, Víctor Kuznetsov. Me gustaría saber si ha cambiado su opinión. Vladímir Putin aclaró lo que quería decir. Según él, en diciembre habló sobre las 'revoluciones de colores' y dijo que "le daba vergüenza la gente que es utilizada por tecnócratas en algún lugar en el extranjero". Y que entre estas personas que iban a los mítines, "mucha gente se sentía patriota", reconoció Putin, recalcando que "siente por ellos un gran respeto", y pidió que nadie "dude siquiera de esto". 

Dmitri Kiryanov comunicó al Presidente, que se proponía registrar personalmente una ONG, pero ahora tiene miedo de que las enmiendas introducidas recientemente en la legislación  "interfieran en el desarrollo de este segmento de la sociedad civil". Vladímir Putin le aseguró que no interferirán ya que afectan únicamente a las ONG que se dedican a la actividad política y además reciben dinero del extranjero. Pero ni siquiera la actividad de estas ONG queda limitada en absoluto: tan solo tienen que registrarse como 'agentes extranjeros', dijo el presidente. 

"¿Por qué el agua potable es más cara que la cerveza?", preguntó Alexéi Goriachev de Yaroslavl. "El precio es una cuestión del mercado", contestó el Presidente, aunque reconoció que "el alcoholismo causado por la cerveza es un problema". 

Sobre la cerveza habló también Anastasia Mélnikova a quien le alarma que la nueva ley de partidos "permita crear incluso un partido de amantes de la cerveza". No entendía "por qué en Rusia hay tantos partidos que en realidad no son apoyados por la sociedad". "Precisamente para que entiendan que nadie les apoya", respondió el Presidente. 

Otras chicas le hicieron preguntas personales. "¿Con que sueña?", se interesó una chica que no dio ni su nombre. "Me da vergüenza", respondió Vladímir Putin mientras el campamento se unía a su risa. Pero después añadió "sinceramente, en serio", normalmente no sueño nada". 

 El artículo se publicó originalmente en el diario Kommersant.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies