Lukashenko lanza purga por el lanzamiento de ositos de peluche desde avioneta

El jefe del comité estatal de vigilancia fronteriza, el general Ihar Rachkovski, y el comandante en jefe de la Fuerza Aérea, el general Dmitri Pajmelkin, fueron relevados por "incumplimiento de sus funciones de garantizar la seguridad nacional".

Además, según la Presidencia bielorrusa, han recibido advertencias el ministro de Defensa y el jefe del Estado mayor de las Fuerzas Armadas, y sendas amonestaciones el secretario del Consejo de Seguridad y el jefe del KGB, según informan hoy las agencias rusas.

Lukashenko confirmó la pasada semana el incidente, que supuestamente ocurrió el pasado 4 de julio cuando un avión sueco procedente de la vecina Lituania lanzó centenares de ositos de peluche con paracaídas y pequeñas pancartas en defensa de la libertad.

"Libertad de expresión, ya", "Apoyamos la lucha de los bielorrusos por la libertad de expresión", rezaban algunas de las pancartas que fueron lanzadas con ocasión del Día de la Independencia nacional en el noroeste del país.

Según las agencias, en el avión viajaban dos miembros de la compañía de relaciones públicas sueca Studio Total y varios opositores, disidentes y activistas de los derechos humanos bielorrusos que se ha exiliado en el país báltico.

"¿Cómo se puede explicar la provocación de un aeroplano que no sólo cruzó la frontera, sino que sobrevoló suelo bielorruso con absoluta libertad? Estamos hablando de la seguridad de nuestros ciudadanos" dijo entonces Lukashenko.

El líder bielorruso, que está en el poder desde 1994 y es considerado el último dictador de Europa, aseguró que "los responsables (los generales) deben ser castigados" y pidió que se tomen medidas para fortalecer la seguridad fronteriza.

"El resultado de esas medidas debe ser el reforzamiento del sistema de seguridad nacional para garantizar una adecuada reacción ante cualquier desafío o amenaza, venga de donde venga", dijo.

Según Amnistía Internacional, un fotógrafo y estudiante de periodismo, Antón Suriapin, podría ser condenado a siete años de cárcel por colgar fotos de los ositos de peluche en internet.

Suriapin, considerado preso de conciencia por AI, fue detenido como sospechoso de haber colaborado con los autores de la violación del espacio aéreo, lo que ha sido negado por la compañía sueca.

Lukashenko ha acusado en numerosas ocasiones a los países vecinos, en particular a Polonia, de financiar e instruir a la oposición democrática bielorrusa para dar un golpe de estado.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies