Miles de opositores rusos piden la liberación de activistas detenidos

"En estos momentos han venido ya más de 3.000 personas", aseguró Serguéi Udaltsov, uno de los líderes de la oposición extraparlamentaria, a la agencia Interfax.

La plaza Pushkin, donde tiene lugar la acción opositora que cuenta con autorización municipal para 1.500 personas, ha sido acordonada por varios cientos de efectivos de las fuerzas antidisturbios.

Udaltsov llamó a los presentes a participar en una nueva multitudinaria protesta contra el presidente ruso, Vladímir Putin, el próximo 15 de septiembre.

"Las manifestaciones son la única forma de protestar contra la detención ilegal de los participantes en pacíficas acciones callejeras", dijo.

El Comité de Instrucción informó hoy de la detención de otros dos activistas, acusados de tomar parte el 6 de mayo en los choques contra las fuerzas del orden, contra los que serán incoados sendos expedientes penales.

Con estos dos últimos, ya son quince los opositores detenidos y acusados de instigar desórdenes públicos, cargos que les pueden costar penas de cárcel.

La víspera, una manifestación por el mismo motivo celebrada en San Petersburgo, la segunda ciudad de Rusia, reunió a unas 150 personas, según sus convocantes.

La organización de defensa de los derechos humanos Memorial ha denunciado que el proceso penal incoado tras los incidentes del 6 de mayo es un encargo político y ha declarado "presos políticos" a los activistas que se encuentran en prisión preventiva.

El pasado mes de junio, el presidente ruso promulgó una ley que elevó a cifras astronómicas las multas por infringir las normas en mítines políticos y actos públicos, y que la oposición considera que restringe la libertad de manifestación. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies