La oposición rusa a favor de las armas.

"Creo que es posible permitir portar armas cortas sólo a los que hayan servido en las Fuerzas Armadas", afirmó Serguéi Mirónov, líder del partido socialdemócrata Rusia Justa, citado por las agencias locales.

En la misma línea, el veterano líder nacionalista Vladímir Zhirinovski aseguró que la iniciativa es "más que necesaria" y que "debería ser aprobada en breve".

"Esta medida puede reducir la delincuencia y proteger a la gente en situaciones de emergencia", apuntó.

Al mismo tiempo, matizó que "la adopción de la ley no significa que mañana todos pueden ir a la tienda a comprar armas de fuego", ya que "repartir armas entre todo el mundo es tremendo".

"Debe haber restricciones. Hay que repartirlas sólo entre cierta categoría de ciudadanos: aquellos que hayan servido en el Ejército y que estén sanos", indicó.

El vicepresidente del Senado ruso, Alexandr Torshin, propuso ayer convocar un referéndum sobre la legalización de la posesión de armas de fuego, iniciativa a la que se opone el Ministerio del Interior.

"Cuando el Estado es incapaz de garantizar la seguridad, la salud y la propiedad de los ciudadanos, surge la cuestión del uso de las armas de fuego en defensa propia", reza el informe presentado por Torshin ante el Consejo de la Federación (Senado).

Torshin, quien estimó en unos 6 millones el número de rusos que posee armas de fuego, cree que "los ciudadanos que respetan las leyes deben tener derecho a la tenencia de armas cortas".

En su opinión de Torshin, que había decidido proponer la nueva ley antes de que un joven estadounidense matara a tiros el pasado viernes a 12 personas en un cine estadounidense, el principio de la nueva ley debe ser: "Mi casa, mi fortaleza".

El senador reconoció que el Kremlin no se ha manifestado ni a favor ni en contra de su propuesta, pero que el Ministerio del Interior ya ha expresado por escrito su oposición a la legalización de las armas cortas.

"En Rusia ya se permiten suficientes tipos de armas de defensa personal", dijo Leonid Vedenov, subjefe del departamento de orden público ministerial, en referencia a las escopetas de caza y las pistolas.

La Asociación de Propietarios de Armas Civiles también se opone a la iniciativa, aduciendo que la corrupción vigente en Rusia permitiría que cualquier extremista o enfermo mental cumpla los requisitos necesarios para adquirir un arma.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies