Los océanos están en peligro

Los científicos están convencidos de que no existe otra alternativa que el uso racional de los recursos biológicos. Fuente: Maxim Budantsev.

Los científicos están convencidos de que no existe otra alternativa que el uso racional de los recursos biológicos. Fuente: Maxim Budantsev.

El océano Mundial, es decir, el conjunto de aguas oceánicas de la hidrosfera, es un verdadero cofre del tesoro en cuanto a recursos naturales y, ante todo, en cuanto a pesca. La pesca es un negocio muy rentable, cuyos ingresos anuales llegan aproximadamente a los 60.000 millones de dólares. La captura anual crece de manera continuada y actualmente ha llegado al volumen crítico de 100 millones de toneladas. Según el director del Centro Pacífico de Desarrollo Estratégico, Mijaíl Tersky, teniendo en cuenta que se esperan alcanzar los 120 millones de toneladas, la mitad de los recursos biológicos del océano Mundial podrían extinguirse.

“Todos los países costeros, incluyendo Rusia, han previsto aumentar la captura de peces. Si sus planes se hicieran realidad, estaríamos pescando 150 millones de toneladas al año, para 2020. Los expertos señalan que esto sería catastrófico.”

Los científicos están convencidos de que no existe otra alternativa que el uso racional de los recursos biológicos y los acuerdos internacionales para la reducción de capturas. Serguéi Luzianin, subdirector del Instituto del Lejano Oriente en la Academia de Ciencias de Rusia, cree que la Cumbre de Vladivostokserá una excelente oportunidad para solucionar los problemas ambientales globales.

Las cuestiones referentes a conservación y uso racional de los recursos biológicos del océano Mundial estarán en el centro de la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico(APEC, por sus siglas en inglés), que se celebrará en Vladivostok entre los próximos 1 y 8 de septiembre. 

 “Obviamente, los representantes de los 21 estados-miembro del APEC deberán tratar de llegar a un acuerdo que valore las necesidades económicas y la necesidad de proteger el océano Mundial. En cualquier caso, Rusia debería demostrar su importante papel en el desarrollo de ideas ‘verdes’ de negocio.”

Otro problema muy grave a la hora de proteger el océano Mundial es la pesca ilegal. Según varias estimaciones, las capturas ilegales suponen el 30% del pescado capturado en todo el mundo. En especial, los pescadores ilegales capturan peces, cangrejos y otros animales marinos en aguas territoriales de Rusia para venderlos a los países vecinos. 

A nuestros vecinos orientales no les preocupa cómo llega a sus puertos el cangrejo de Kamchatka, ni si el barco que lo transporta dispone de los permisos necesarios. El factor primordial es su bajo precio.

 Sin embargo, ganarse la vida va a ser pronto algo más complicado para los pescadores ilegales del Lejano Oriente. Según palabras de Alexánder Glubokov, del Centro de Investigación de la Pesca y el Océano, a finales de junio entró en vigor un acuerdo sobre el intercambio de información acerca de todas las embarcaciones que transporten cangrejos u otros productos del mar.

 Esto acabará con el suministro ilegal de cangrejo de Kamchatka a Corea del Sur. Las autoridades rusas esperan que Japón, los Estados Unidos, China  y otros países ratifiquen el acuerdo en la Cumbre de Vladivostok. En tal caso, dichos países deberán proporcionar a las patrullas fronterizas información sobre los pescadores ilegales. Rusia, a su vez, hará lo mismo. 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies