Los 248 embriones hallados en un bosque ruso procedían de varios hospitales

Los embriones humanos fueron hallados el domingo, abandonados en un bosque próximo a la localidad de Nevyansk, y estaban en cuatro bidones de plástico, que según apunta la investigación del hallazgo fueron arrojados a un barranco tras lo cual se destaparon durante la caída.

Los fetos, calificados de "residuos biológicos" por las autoridades, estaban etiquetados con apellidos y distintos números, lo que apunta, según los investigadores, a que procedían de varios centros sanitarios de la región.

"La policía solicitó al Ministerio regional de Sanidad una aclaración sobre el posible significado de los números. Así, en las etiquetas aparecían los números 40, 24, 27 y 14, lo que podría significar su pertenencia a determinados centros sanitarios", explicó Gorélij.

Las autoridades que investigan los hechos pretenden averiguar qué organización es responsable del material biológico de los hospitales implicados.

El vicepresidente de la región de Sverdlovsk, Vladímir Vlásov, dijo que los responsables "serán castigados". EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies