Rusia quiere confirmar su papel de potencia olímpica en Londres

Es el listón que ha puesto el ministro de Deportes de Rusia, Vitali Mutkó, quien ha anunciado que la selección olímpica del país competirá en 37 modalidades deportivas, en las que se disputan 302 juegos de medallas.

"Nuestros principales rivales son Gran Bretaña, Estados Unidos y China", dijo Mutkó, quien declaró que el éxito ruso "dependerá en gran medida del ánimo, las ganas y la fortuna" de sus deportistas

La número uno del tenis mundial femenino y clara aspirante al oro olímpico, María Sharapova, será la abanderada de la selección rusa, que luchará por ocupar el tercer lugar en el medallero de Londres.

Sharapova será la primera mujer abanderada en la historia olímpica de Rusia y tendrá que luchar contra la maldición que persigue a los portadores de la enseña nacional rusa, que desde 2000 no han ganado ninguna medalla, ni en los Juegos de Verano ni en los de Invierno.

En Pekín 2008 el tenis femenino ruso copó el podio y alberga la esperanza de repetir la hazaña en Londres.

Las mujeres son también la mejor carta de Rusia en el deporte rey, el atletismo.

La plusmarquista mundial en salto con pértiga y Premio Príncipe del Asturias de los Deportes de 2009, Yelena Isinbáyeva, buscará en el Estadio Olímpico de Londres sumar su tercera de medalla de oro, para añadirla a las que ganó en Atenas y Pekín.

La pertiguista, cinco veces campeona del mundo, sumó en febrero pasado un nueva plusmarca a los 27 récords mundiales que acumulaba en su carrera: saltó 5,01 metros en pista cubierta.

También buscará subir al podio en sus terceros Juegos otra leyenda del atletismo ruso, Tatiana Lebédeva, especialista en salto de longitud y triple, de 35 años, cuya colección de medallas olímpicas incluye una de oro, tres de plata y un bronce.

De los 104 deportistas que integran el equipo de atletismo ruso 63 son mujeres y en ellas están puestas las mayores esperanzas.

"Aspiramos a medallas o buenos resultados en 16 disciplinas de atletismo: tres de hombres y trece de mujeres", declaró a la agencia R-Sport el presidente de la Federación de Atletismo de Rusia, Valentín Balajnichov.

Explicó que en hombres Rusia está en condiciones de subir al podio en salto de altura y en las pruebas de marcha de 20 y 50 kilómetros.

Además de Isinbáyeva y Lebédeva, asimismo optan a medallas las corredoras de 400 metros, relevos 4x400, 800 y 3.000 metros obstáculos, lanzadores de disco y martillo, dijo Balajnichov, que cifró en trece las disciplinas en las que las atletas rusas tienen posibilidades de obtener buenos resultados.

El presidente de la Federación de Atletismo de Rusia se refirió también al problema del dopaje y destacó los avances que se han hecho el país en la lucha contra este flagelo.

"Los miembros del equipo olímpico son sometidos a una batería de controles antidopaje y a los Juegos Olímpicos no debe ir ningún deportista que pueda infundir sospechas", dijo.

El Gobierno ruso premiará en metálico cada medalla olímpica que consigan sus deportistas en Londres: con 100.000 euros, el oro; 60.000 euros, la plata, y 40.000 euros, el bronce.

Todo esto, al margen de primas y bonificaciones que los deportistas puedan recibir de patrocinadores o de las autoridades locales de las regiones de donde son oriundos.

La historia de las participaciones olímpicas de la Rusia postsoviética se remonta a 1992, cuando concurrió a los Juegos de Barcelona como parte del Equipo Unificado que integraron doce de las quince repúblicas de la para entonces desaparecida Unión Soviética.

A los juegos de Atlanta (EEUU, 1996) Rusia acudió ya con su selección nacional y ocupó el segundo lugar en el medallero, con 26 oros, 21 medallas de platas y 16 bronces.

Cuatro años después, en Sydney (Australia) la selección olímpica rusa consiguió 32 oros, el mayor número de estas medalla que ha conseguido hasta ahora.

En los últimos Juegos Olímpicos, en Pekín 2008, Rusia ocupó el tercer lugar el medallero con 23 oros, 21 medallas de plata y 29 bronces. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.