El Parlamento ruso aprueba la ley que clasifica a las ONG como "agentes extranjeros"

"La aprobación era de esperar. Todas las fuerzas representadas en la Duma, independientemente de sus plataformas, son parte del sistema", dijo a Efe el analista político Alexandr Shatílov al comentar la votación de la ley.


Agregó que tras la aprobación de la nueva ley "la parte más afectada" será la oposición liberal no parlamentaria, que según el oficialismo cuenta con apoyo financiero desde el exterior.

Con anterioridad, la iniciativa propuesta por el partido oficialista Rusia Unida, del presidente Vladímir Putin, causó protestas por parte de numerosos activistas de los derechos humanos que la consideran como "retorno a los métodos del Estado totalitario del siglo pasado".

Alegan que este paso tiene como objetivo acallar los ánimos de protesta en la sociedad rusa y "hallar un chivo expiatorio, un agente extranjero".

La ley considera políticamente activas a "las ONG que, independientemente de sus fines declarados, financien u organicen acciones políticas que persigan influir en la toma de decisiones de instituciones estatales" y participen en la formación de la opinión pública con dicho objetivo.

Los llamados "agentes extranjeros" serán inscritos en un registro creado a tal fin, tras lo cual deberán rendir cuentas a través de una auditoría contable anual e informes semestrales sobre su actividad.

Las propias ONG que reciban financiación del exterior deberán inscribirse en la "lista negra" en el plazo de 90 días tras la entrada en vigor, bajo la amenaza de multas o incluso penas de prisión.

Así, los responsables de las organizaciones que se nieguen a presentar la documentación para ser incorporadas al registro podrán ser sancionados con multas de hasta 300.000 rublos (9.200 dólares), 480 horas de trabajos comunitarios e, incluso, penas de prisión de hasta dos años.

Las ONG que participen en la vida política del país como "agentes extranjeros" sin figurar en el registro recibirán otras sanciones: multas de hasta 500.000 rublos (15.350 dólares) para sus responsables y de hasta un millón de rublos (30.700 dólares) para las personas jurídicas. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.