Resultado sobre las investigaciones sobre las inundaciones en Krasnodar

Las lluvias torrenciales que azotaron la región de Krasnodar, en el sur de Rusia, provocaron unas riadas en las que los días 7 y 8 de julio fallecieron, al menos, 171 personas. Los daños materiales han sido cuantiosos y el número de afectados asciende a 24.000. El desastre ha afectado sobre todo a la ciudad de Krimsk, de 60.000 habitantes, y a otros dos distritos situados en la costa del mar Negro: la localidad de veraneo de Gelendzhik y el puerto de Novorossisk. El presidente Vladímir Putin ha declarado que se abrirá una investigación para establecer responsabilidades y para aclarar las circunstancias por las que murieron tantas personas. Además, el mismo fin de semana fallecieron 14 rusos en un accidente de tráfico en Ucrania, por lo que el 9 de julio se ha declarado día de luto nacional.
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.