Condenan a 16 años a policía secreto estonio por espiar para Rusia

El acusado fue hallado culpable de alta traición al Estado por pasar información secreta a Moscú, informó a los medios locales la portavoz del juzgado, Kristina Ots.


La esposa del exagente, Victoria Dresen, fue condenada a 6 años de prisión condicional por alta traición al Estado y por ser cómplice de su marido.

La Justicia estonia confiscó 142.900 euros a los Dresen a favor de las arcas del Estado.

Alexei Dresen se encargaba en la KaPo de prevención de actividades terroristas y trabajaba principalmente con los movimientos de lengua rusa, importante minoría étnica y lingüística en la antigua república soviética.
Los altos cargos de la policía secreta estonia perdieron la confianza en Dresen tras los hechos que rodearon la decisión del Gobierno estonio de trasladar el monumento soviético al Soldado Liberador de Tallin de los Fascistas, más conocido como el Soldado de Bronce.

El traslado causó manifestaciones entre la minoría rusa, y mientras el resto de la KaPo "trabajó sin descanso", Dresen desapareció durante unos días, según los medios estonios.

Poco después se inició la investigación que lo llevaría al juicio celebrado hoy a puerta cerrada.

En marzo pasado, el jefe del Buró para la defensa de la Constitución de Letonia, Janis Kazocins, aseguró en Radio Letona que Dresen también había pasado a los rusos información sobre agentes de contraespionaje de Riga.

El de Dresen es el segundo caso de espionaje a favor de Rusia que ha sacudido a Estonia en los últimos años.

Herman Simm, ex alto cargo del Ministerio de Defensa, fue detenido en septiembre de 2008 y más tarde condenado a 12,5 años de prisión por pasar miles de documentos secretos a Moscú durante más de trece años.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies