El tren de la memoria

Fuente: Itar Tass

Fuente: Itar Tass

El tren de la memoria hará el recorrido Moscú-Minsk-Brest-Moscú para rendir memoria a los caídos en la Segunda Guerra Mundial.

El 20 de junio, dos días antes del 71º aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial (el 22 de junio de 1941), partió hacia Moscú el tren de la memoria. Los participantes del viaje, junto a los veteranos bielorrusos, depositarán flores en la Plaza de la Victoria, visitarán el museo de la Gran Guerra Patria y el complejo memorial del Túmulo de la Gloria. Posteriormente, los pasajeros verán el amanecer junto a los muros de la fortaleza de Brest y participarán en las celebraciones conmemorativas.

El objetivo principal de esta iniciativa es que los supervivientes de la guerra se relacionen con las nuevas generaciones. Los propios adolescentes nos confirman que las clases de historia no son capaces de transmitir el conocimiento más valioso sobre la guerra: las emociones vivas y verdaderas de los héroes que participaron en ella. El tren es un lugar magnífico para alcanzar este fin, ya que los largos viajes predisponen a la comunicación sincera.

Durante el trayecto los colegiales ayudarán a los veteranos y tendrán la ocasión de escuchar sus testimonios. A su vez, los veteranos seguro que se sorprenden escuchando las ingenuas preguntas de los niños.

Los organizadores del tren de la memoria reconocen que sienten emociones enfrentadas sobre la celebración. Por un lado, notan un creciente interés por parte de la joven generación rusa. Cada año cientos de niños y adolescentes intentan participar en este fascinante viaje. Sin embargo, el número de  veteranos está descendiendo. Los organizadores señalan con tristeza que cada año es más complicado viajar para los ancianos. La edad media de los veteranos está entre 88 y 89 años. Se les ha preparado especialmente un tren de la compañía de ferrocarriles rusa con las mayores comodidades. Pero a pesar de la edad y las dificultades, los veteranos participan cada vez con un renovado entusiasmo en el tren de la memoria.

El inicio de la tradición del tren de la memoria comenzó en 2004 por iniciativa del Comité de relaciones públicas de Moscú, con motivo del 60º aniversario de la victoria de la URSS sobre el fascismo. La idea del viaje provino de los mismos veteranos y también de las organizaciones sociales infantiles y juveniles patrióticas. En Moscú existen unas 200 organizaciones de este tipo que en un momento dado se unificaron en un movimiento: la organización infantil de Moscú 'Sodruzhestvo' (Concordia). Después del primer tren, hace ocho años, el Comité recibió gran cantidad de peticiones para que continuara y se hiciera de manera anual.

El tren de la memoria ha estado prácticamente en todas las 'ciudades heroicas': Leningrado, Volgogrado, Minsk, Smolensk, Novorosisk, Viazm, Rzhev, Belgorod, Kursk. Incluso en Berlín y Viena. En cada viaje van a alguna ciudad que tiene especial importancia para los veteranos, para los que lucharon allí y quieren volver a ver esas mismas calles.

Los testigos cuentan que en todas las ciudades los han recibido con calor y cordialidad; al tradicional modo ruso, con música de acordeones y pan con sal. Los participantes de estos trenes cuentan, por ejemplo, que en Berlín desde las plataformas saludaban alegremente a los veteranos soviéticos. En Austria, algunas personas se detenían y aplaudían al ver a los participantes.

Los organizadores han explicado que la elección de las ciudades bielorrusas de Minsk y Brest este año, se debe a que fueron las que recibieron el primer golpe en la Segunda Guerra Mundial. "Moriremos, pero no nos iremos de aquí", "Eramos tres, lo pasábamos mal, pero no perdimos el ánimo y moriremos como héroes", proclaman las inscripciones en los muros de la fortaleza de Brest.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies