Barco ruso con helicópteros para Siria vuelve a Rusia para cambiar de bandera

"Al cruzar el Mar del Norte, el armador fue informado sobre la retirada del seguro internacional a terceros, además de la exigencia de que el buque, bajo bandera de Curazao, entre en cualquier puerto para ser inspeccionado", declaró hoy en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Alexandr Lukashévich.

El funcionario precisó que las autoridades de su país decidieron llevar al barco hasta el puerto ruso de Murmansk, "donde llegará el sábado para cambiar bandera", para "evitar su retención".

El "Alaed" partió del puerto ruso de Kaliningrado, en el mar Báltico, rumbo a Siria con helicópteros de asalto MI-25 a bordo "propiedad de Siria y que deben ser devueltos a la República árabe después de su reparación", precisó el portavoz.

Lukashévich no aclaró, sin embargo, si el carguero continuará su viaje a Siria una vez que cambie de bandera en el puerto ruso del Mar de Barentz.

En declaraciones a la emisora de radio "Eco de Moscú", el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, explicó, por su parte, que el buque transportaba "tres helicópteros reparados y sistemas de defensa antiaérea que solo pueden ser usados para repeler una agresión exterior".

El jefe de la diplomacia rusa aseguró, asimismo, que el contrato para la reparación de las aeronaves de combate, de fabricación soviética, fue firmado con Damasco en 2008.

Lavrov reiteró, igualmente, que Rusia está decidido a cumplir con todas sus obligaciones contractuales de abastecimiento de armas a Siria.

"No nos saltamos nada y seguiremos cumpliendo nuestras obligaciones contractuales que no se salen de las limitaciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU", aseveró.

El pasado martes, el ministerio británico de Asuntos Exteriores (Foreign Office) informó de que había detenido al carguero "Alaed" frente a las costas de Escocia y que el barco había dado la vuelta para retornar a Rusia.

"Colaboramos estrechamente con nuestros socios internacionales y hacemos todo lo posible para no permitir al régimen gobernante en Siria matar cruelmente a sus ciudadanos gracias a la ayuda que recibe de otros países", subrayaba la citada cancillería en un comunicado.

El barco contaba con un seguro de la aseguradora británica Standard Club, que al conocer la carga que transportaba no tardó en retirar una cobertura sin la cual el barco no puede entrar en ningún puerto internacional.

"Lo que ha sucedido con el barco, que transportaba propiedad contratada, tecnología militar a Siria para cumplir con nuestras obligaciones, es una manifestación de la inseguridad del sistema de seguros británico", manifestó este jueves Lavrov.

Días antes, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, acusó a Rusia de enviar helicópteros militares a Siria y consideró que Moscú "miente claramente" cuando asegura que su venta de armas al país no agrava el conflicto.

La jefa de la diplomacia norteamericana habría solicitado a Londres su colaboración para detener el carguero en aguas del Mar del Norte, según el diario británico "Daily Telegraph". EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies