Putin: partes deben negociar en Siria antes de plantear "cambio de régimen"

En una rueda de prensa ofrecida en el Centro de Convenciones de Los Cabos al término de la cumbre del Grupo de los Veinte (G20), Putin dijo que "puede haber cambio por medios constitucionales" pero lo imperioso es que "el país tiene que vivir en paz".

"Consideramos que nadie tiene el derecho de decidir en nombre de un pueblo. El pueblo debe decidir quién está en el poder y quién debe dejar el poder", añadió Putin, interrogado desde el primer momento de su comparecencia sobre el conflicto sirio.

"Todas las facciones del conflicto armado deben de poner un alto y sentarse en una mesa a negociar", sostuvo el recién elegido presidente ruso, quien recordó que hay países del norte de África donde situaciones de violencia han persistido incluso después de un cambio de régimen.

Putin reconoció que en las reuniones mantenidas con algunos países miembros del G20 desde ayer el tema fue tratado, que en todas los puntos de vista rusos fueron escuchados y que en algún caso "hay diferencias".

Ayer, los presidentes de EEUU, Barack Obama, y de Rusia, Putin, encontraron en una reunión de más de dos horas "puntos de consenso" para resolver el conflicto en Siria, y estuvieron de acuerdo en la necesidad de un "proceso político" para evitar una guerra civil en ese país.

En el encuentro no se anunciaron avances sustantivos sobre Siria, el conflicto sobre el que Estados Unidos y Rusia han mantenido un fuerte enfrentamiento.

Rusia entiende que prevenir una guerra civil es compatible con el envío de armas al régimen de Bachar el Asad, pero Washington cree que ese apoyo causa una guerra civil.

La reunión fue la primera bilateral desde que Putin recuperó la presidencia de Rusia y, como estaba previsto, Siria fue la protagonista tras las acusaciones mutuas de los últimos días sobre el supuesto suministro de helicópteros de combate rusos a Damasco.

EEUU apuesta por una transición política que implica "necesariamente" la salida del poder del presidente sirio, Bachar Al Asad, algo a lo que Rusia se ha mostrado reacia.

Después de 16 meses de conflicto, se calcula que han muerto en Siria más de 10.000 personas, unas 230.000 se han desplazado de forma interna y más de 60.000 han buscado refugio en países limítrofes. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies