El poder de la unidad espiritual

Fuente: Flickr/ Vvillamon.

Fuente: Flickr/ Vvillamon.

El 17 de mayo de 2007, en Moscú, tuvo lugar un acontecimiento de escala histórica y de inmenso significado moral. En la Catedral de Cristo Salvador, el Patriarca de Moscú y de todas las Rusias, Alexi II, y el primado de la Iglesia Rusa en el Extranjero, el Metropolita Lavr, firmaron el Acta sobre las Relaciones Canónicas y pusieron fin a la división de la Iglesia Ortodoxa Rusa que había durado más de 80 años. El Obispo de Caracas y Sudamérica, Juan, nos cuenta cuáles son los retos de la Iglesia Ortodoxa Rusa en Sudamérica, tras la unión.

La ruptura dentro de la Iglesia Ortodoxa Rusa fue el resultado de la profunda división de la propia sociedad rusa a inicios del siglo XX. La Revolución de Octubre y la guerra civil que le siguió supusieron una gran tragedia para muchas personas. Con la llegada de los bolcheviques al poder, la Iglesia Ortodoxa fue sometida a represión y persecuciones. Muchos de los clérigos se vieron obligados a ir al exilio. En el exilio crearon la Dirección Eclesial en el Extranjero. La escisión entre la Iglesia en el Extranjero y el Patriarcado de Moscú se produjo en 1927, después de que el primado de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el Metropolita Sergui, se mostrara leal al poder soviético. 

Rusia Hoy se reunió con el Obispo de Caracas y Sudamérica, Juan, cuando se celebraba el quinto aniversario de la Reunificación de la Iglesia Ortodoxa Rusa. “En primer lugar, este restablecimiento de la unidad de la Iglesia es importante para la unión de todo el pueblo ruso. Siempre comprendimos que el ascenso nacional y el desarrollo de Rusia es imposible sin el apoyo en la experiencia histórica y espiritual de nuestra gente. Comprendemos a la perfección y estimamos la fuerza de la influencia de la palabra pastoral que une al pueblo de Rusia. Por esta razón la recuperación de la unión de la Iglesia sirve a nuestros objetivos comunes”, dice el Obispo. 

Juan (Piotr Berzins), obispo de Caracas y Sudamérica nació en Australia en 1957 en el seno de refugiados ortodoxos letones. Filólogo, estudió en la Universidad Nacional de Australia y se graduó en el Seminario de la Santísima Trinidad de Jordanville, EE UU. En mayo de 2008, el Concilio de Obispo de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Exterior le asignó la gestión de las parroquias en América del Sur.

Su jurisdicción abarca el territorio de toda América del Sur, lo que la convierte en una de las diócesis ortodoxas más grandes del mundo. “Hubo un tiempo en que la Iglesia Rusa del Exterior tuvo allí cuatro diócesis completas: la de Caracas y Venezuela, la de San Pablo y Brasil, la de Santiago de Chile y la de Buenos Aires, Argentina, Paraguay y Uruguay. Pero pasaban los años y el número de fieles iba disminuyendo; unos morían, otros se mudaban. También los hijos de los inmigrantes de Rusia se apartaban cada vez más de sus raíces ortodoxas y en consecuencia, todas esas regiones de la Iglesia se unificaron en una, con su centro en Buenos Aires. Ahora veo como una misión nuestra mantener y hacer crecer la comunidad de fieles.” Con el fin de desarrollar y preservar las costumbres y la influencia de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero, en América Latina se siguen erigiendo nuevos templos. Por ejemplo, en Uruguay. “El nuevo templo se construirá en la ciudad balnearia de Punta del Este, en un terreno que pertenece a un feligrés generoso y gracias a las donaciones de los fieles. Como se sabe, Punta del Este es un lugar de veraneo donde concurren muchos uruguayos, argentinos y gente de todo el mundo. Por eso el nuevo templo puede convertirse en un centro de numerosas visitas de los creyentes.”


Se planea que el futuro templo sea de madera, en un estilo estilo ruso antiguo. Se pretende traer todas las partes directamente de Rusia, 'por troncos', y luego ensamblarlos en el espacio proporcionado. El nuevo templo estará consagrado en a la fiesta de la Santa Epifanía.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies