EEUU admite que helicópteros rusos en Siria no son nuevos, sino modernizados

En su conferencia de prensa diaria, la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, aclaró que los helicópteros militares "en camino" de los que habló Clinton el martes son tres aparatos que "han estado siendo reparados", tal y como indicó este jueves en un comunicado el fabricante ruso de armas Rosoboronexport.

"Desde nuestra perspectiva, la secretaria de Estado no indicó en ningún momento que fueran nuevos, simplemente señaló que estaba preocupada sobre el suministro de helicópteros de Rusia a Siria", precisó Nuland.

"Sean nuevos o reparados, la preocupación es la misma: que serán usados para el mismo objetivo para el que se está usando los helicópteros que ya están en Siria, y ése es matar civiles", añadió.

La portavoz aseguró que la información citada por Clinton era "precisa", pese a las quejas del titular de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y que el carácter clasificado de la información había impedido a Washington dar más detalles hasta que Rosoboronexport difundió los datos del envío.

Los helicópteros pertenecían a la flota de helicópteros de la era soviética de la que dispone el Gobierno sirio, de los que tres fueron enviados a Moscú para su actualización y regresan ahora a Damasco, como parte de un contrato firmado hace tiempo, según el fabricante ruso.

"Pero nos preocupa que cuando añades tres helicópteros recién reparados a la lucha, tienes tres más que pueden usarse para matar a civiles", subrayó Nuland.

La tensión por las mutuas acusaciones entre Clinton y Lavrov ha complicado el intento de EEUU de acercarse a Rusia para resolver el conflicto en Siria, donde considera crucial la influencia rusa para convencer al presidente sirio, Bachar Al Asad, de que ceda el poder a su vicepresidente.

Estados Unidos pretende, además, lograr el apoyo ruso en la ONU para plantear en el Consejo de Seguridad una nueva resolución, basada en el capítulo 7 de la Carta del organismo.

Aunque ese capítulo contempla la adopción de medidas militares y no militares contra cualquier país, Washington sólo se plantea por el momento "un embargo de armas y sanciones", aunque "ninguna opción está fuera de la mesa", advirtió hoy Nuland.

Clinton telefoneó este jueves al primer ministro de Líbano, Najib Mikati, para transmitirle su "preocupación por los recientes acontecimientos" en el país, a donde se ha extendido la violencia de la vecina Siria. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.