Un periodista opositor abandona Rusia amenazado de muerte por un alto cargo

"Sokolov abandonó el país la semana pasada, justo después de recibir las amenazas", dijo a Efe Nadezhda Prosenkova, portavoz del periódico.


Jefe de investigaciones periodísticas de "Nóvaya Gazeta", Sokolov fue amenazado de muerte tras publicar un artículo en el que acusaba a la Policía de dar carpetazo a una matanza en la región sureña de Krasnodar en 2010, según reveló el director del bisemanario, Dmitri Murátov, en una carta abierta a Bastrikin.

Sokolov criticó con dureza la suave condena -una multa- que recibió uno de los implicados en aquel crimen que se cobró la vida de 12 personas y conmocionó a la sociedad rusa por su brutalidad.

El artículo aludía a la implicación de la Policía en los hechos, calificados de venganza de un clan mafioso local por la investigación.

Después de aquella publicación, Bastrikin invitó al redactor de "Nóvaya Gazeta" a una reunión del CI en la ciudad de Nálchik, en la región del Cáucaso Norte.

Durante la reunión, Sokolov se vio obligado a pedir disculpas al jefe del CI en público por el tono de sus críticas, pero tam,bién hizo preguntas incómodas sobre el caso, tras lo que fue expulsado con insultos de la sala, según el director del bisemanario.

A la vuelta a Moscú, por si fuera poco, el periodista fue llevado por los guardaespaldas de Bastrikin a un bosque donde el máximo jefe de la cartera fiscal le amenazó de muerte, según Murátov.

Bastrikin, además, le prometió a Sokolov que él mismo se encargaría de investigar su asesinato.

El jefe del CI también habría insultado a Anna Politkóvskaya, periodista de la misma publicación asesinada en 2006 tras denunciar torturas en la república norcaucasiana de Chechenia.

Nadezhda Prosenkova explicó que el director de "Nóvaya Gazeta" prefirió entonces no sacar a la luz de inmediato lo ocurrido y trató de "arreglar el asunto" con el propio Bastrikin, pero éste se negó a recibirle.

"Lo ideal para nosotros sería que Bastrikin se disculpe en persona. No queremos guerra, no queremos sangre, lo que queremos son garantías de seguridad para Serguéi Sokolov y para los empleados de nuestro periódico", dijo la portavoz.

Bastrikin ordenó una ofensiva judicial contra los líderes de la oposición rusa un día antes de que ayer se celebrara una nueva Marcha de los Millones, movimiento opositor que exige la destitución del presidente Vladímir Putin y la celebración de nuevos comicios legislativos y presidenciales.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.