¿Para qué necesita Rusia nuevas estaciones de radar?

Fuente: Víctor Litovkin.

Fuente: Víctor Litovkin.

En la provincia de Irkutsk, no lejos de la ciudad de Usole-Sibírskoye y de la aldea Mishelevka, en mayo de 2012 se estableció una estación de radar para pruebas militares de sistemas de detención de misiles, la Voronezh-M. Es la cuarta estación construida en Rusia en los últimos años.

Antes  para las pruebas militares se colocaba estaciones de radar antimisiles Voronezh-M en San Petersburgo, en Lejtusi;  la estación Voronezh-DM cerca de Armavir en la región de Krasnodar, y una estación de radar igual en la provincia de Kaliningrado. Junto con las estaciones antimisiles ya en funcionamiento Darial, Dnepr,Dnestr y Volga, en la provincia de Olenegorsk Múrmansk, en Pechora (República de Komi), Gantsevichí (Bielorrusia), Gabale (Azerbaiyán), en el lago Baljash (Kazajistán), en Usolie-Sibirskom y en Yeniséisk, región de Krasnoyarsk, componen un original arco antimisiles de control de las zonas. La construcción de tales estaciones como Voronezh-M, se prevé en otros lugares de nuestro país.

Los militares no esconden que la construcción de tales estaciones de radar, es la reacción a los planes estadounidenses y de la OTAN de desarrollo del escudo antimisiles en Europa. El comandante de la Defensa Aérea y Espacial de Rusia, el teniente general Oleg Ostapenko comunicó al escritor de estas líneas que "estas estaciones son parte de un sistema de disuasión nuclear. Por lo tanto, es del todo natural: la introducción de cada una, representa un elemento complementario para que la parte correspondiente (EE. UU. y la OTAN) reflexionen sobre sus actos”.  

¿Qué representa la nueva estación de radar Voronezh-M, para qué sirve?


“Las letras ´M´y ´DM´ en los nombres se explican de manera muy sencilla, dice el diseñador jefe de la estación de radar, Serguéi Boyev,´М´ significa diapasón métrico de  ondas de radio sobre las cuales funciona la estación. ´DM´, diapasón decimétrico.  Dónde colocar una u otra estación de radar, lo decidimos según la situación”. Por ejemplo, la estación de Irkutsk controla el espacio aereoespacial con un radio de seis mil kilómetros en un arco de 12º grados. En su campo de  visión está Japón, China, las dos Coreas, Vietnam, Indochina, el golfo de Bengala del océano Índico y gran parte de la India. Y esto es solo el primer segmento de esta estación. Dentro de medio año, se pondrá en construcción la segunda. Y empezará a controlar otro arco más a esa distancia y con ese mismo campo visual, pero cubriendo casi toda la parte central y norte del océano Pacífico, incluida la orilla oeste de EE. UU.”

Todos los lanzamientos de cohetes desde esta área interferirán con los satélites del Sistema de control del espacio exterior, la información sobre el lanzamiento tendrá lugar en la estación de radar del sistema antimisiles. El sistema informático de la estación calcula la trayectoria del misil y su objetivo y transmite esta información a Moscú, al puesto de mando central de las Fuerzas Aeroespaciales de Defensa en Solnechnogorsk.  Después de enviar el informe al presidente y de recibir sus órdenes, se decidirán las nuevas medidas. Si el misil empieza a presentar  un peligro para la seguridad de nuestro país y su población, puede que se tome la decisión de interrumpir el vuelo del misil de ataque a una respuesta o a un golpe de respuesta. Y todo esto debe suceder en cuestión de minutos. Si un enemigo potencial se entera de estas posibilidades de Rusia, es poco probable que se embarque en tal aventura, afirman los militares.

La Voronezh-M representa un papel clave, puede detectar, rastrear y clasificar medios modernos y potenciales de ataque aeroespacial y funcionará en aras de la disuasión contra los ataques de misiles en nuestro territorio, y del aumento de la efectividad  de las acciones de respuesta. Junto con los satélites de vigilancia espacial,  puede determinar con precisión los lanzamientos de misiles balísticos estratégicos, misiles de alcance intermedio y de menor alcance, misiles de crucero y una amplia variedad de aviones, que van desde los bombarderos estratégicos a los bombarderos caza.

Si echamos un vistazo a la estación de radar Voronezh-M,  desde una distancia cercana, se asemeja a un campo de fútbol, vista desde atrás en un giro de 75 grados con respecto al horizonte. En su superficie hay distribuidos 1.566 emisores de radiaciones o dispositivos transmisores. Esto la hace más perfecta tecnológicamente. En este caso, es más moderna y rentable en comparación con las predecentes.

 “A diferencia de las anteriores estaciones de radar, Dnepr y Darial, en las instalaciones tecnológicas de las nuevas estaciones no hay por ejemplo, una planta de preparación de agua destilada para el enfriamiento de los emisores de radiaciones, se enfrían con el aire. Y la plantilla de oficiales que trabajará en las nuevas estaciones, será notablemente menor que en las viejas".

Precisamente por eso, como destacó Serguéi Bóyev, a menudo que se construyan nuevas estaciones, las viejas caerán en desuso y dejarán de utilizarse. Si bien, no todas a la vez. Algunas de ellas quedarán por un tiempo “congeladas” en caso de que se lleven a cabo  trabajos reglamentarios de modernización en las nuevas estaciones de radar.

 “Tras las fronteras rusas no se van a crear nuevas estaciones. La experiencia recíproca con Ucrania en cuanto a las estaciones en Mukachevo y Sebastópol; con Azerbaiyán por Ganaly, y los pequeños problemas con las estaciones de radar en Baljashe, nos obligan a apoyarnos en las propias fuerzas y en el propio territorio”,  dijo el general Ostapenko.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies