Más de cien detenidos en enfrentamientos entre aficionados polacos y rusos

La policía polaca detuvo a más de cien aficionados, entre hinchas polacos y rusos, por disturbios antes y durante el partido que hoy enfrentó a Polonia y Rusia en Varsovia, en un choque considerado el más caliente de la Eurocopa por la complicada historia que comparten ambos países.

Los incidentes dejaron varios heridos, informó hoy la policía local, que mantendrá el dispositivo de seguridad hasta bien entrada la madrugada.

Los primeros enfrentamientos tuvieron lugar cuando varios miles de hinchas rusos atravesaban el puente que cruza el río Vístula hacia el estadio de Varsovia, en una marcha que también servía para conmemorar el aniversario del nacimiento de la Federación Rusa tras el fin de la Unión Soviética.

Posteriormente, durante el encuentro, se producían varios incidentes en la "fan zone", ubicada en el centro de Varsovia, donde se calcula que hasta 100.000 personas presenciaban el choque en las pantallas gigantes instaladas.

El Polonia-Rusia, considerado como el partido más tenso de esta Eurocopa por las tensas relaciones que ambos países han tenido a lo largo de la historia, se saldó con un empate (1-1), lo que deja abierto el grupo A.

Polonia ha sufrido durante siglos numerosos conflictos con Rusia, lo que había calentado los ánimos de la afición local.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies