Rusia acusa a EEUU de instigar un nuevo conflicto en el Cáucaso

"Esas declaraciones (...) en realidad una vez más instigan a las autoridades georgianas a que desaten un nuevo conflicto armado en el Cáucaso", dijo en rueda de prensa Alexandr Lukashévich, portavoz de la Cancillería rusa.

Las declaraciones que la política estadounidense hizo a principios de esta semana durante su estancia en Tiflis están "lejos de una actitud responsable", señaló.

Al ser preguntada en una entrevista si existe la posibilidad de una nueva guerra entre Georgia y Rusia, Clinton indicó en alusión a Moscú que "es imposible garantizar (esto) al cien por cien, ya que el comportamiento de algunos países es imprevisible, o sí es previsible, pero en el aspecto negativo".

Clinton ha llamado en numerosas ocasiones a Moscú a que ponga fin a la ocupación de los territorios georgianos, retire sus tropas y cumpla los compromisos asumidos bajo el acuerdo del alto el fuego de 2008.

El 8 de agosto de 2008 las tropas de Georgia entraron en Tsijinvali, capital de la región separatista georgiana de Osetia del Sur, tras lo cual el Kremlin ordenó a sus fuerzas armadas lanzar una "operación para imponer la paz".

La guerra, que duró cinco días, concluyó con la victoria aplastante de las tropas rusas, que frenaron el avance georgiano a sólo una veintena de kilómetros de Tiflis, la capital de Georgia.

Tras el conflicto, Moscú reconoció las independencias de Osetia del Sur y Abjasia, otra región separatista georgiana, decisión que no fue secundada por la comunidad internacional, que, salvo contadas excepciones, respalda la integridad territorial de Georgia y su soberanía sobre ambos territorios. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.