Mueren 9 bomberos paracaidistas durante la extinción de incendio en Siberia

Los paracaidistas se vieron sorprendidos cuando el fuego cambió de dirección y, al parecer, sólo cuatro pudieron escapar con vida, de acuerdo con las agencias rusas.

Las autoridades locales aseguran que todos los paracaidistas que participaron en las labores de extinción de un incendio que ocupaba una extensión de 500 hectáreas habían recibido la instrucción necesaria.

Tuvá declaró ayer el estado de emergencia debido a los incendios registrados en varias zonas de la república y que han obligado al Gobierno federal a movilizar a más de un centenar de efectivos contraincendios.

Las autoridades locales han formado una comisión gubernamental para investigar las circunstancias que rodearon la muerte de los paracaidistas.

El Kremlin se vio obligado a aprobar el pasado año una ley de voluntariado para sofocar los incendios forestales ante la falta de efectivos contraincendios.

En 2010, coincidiendo con el verano más caluroso que se recuerda en este país, los incendios arrasaron más de un millón de hectáreas de bosques y acabaron con la cuarta parte de la cosecha de cereales, lo que desató una ola de críticas antigubernamentales.

Según los ecologistas, el responsable del despropósito es el actual presidente, Vladímir Putin, quien al reformar la ley forestal eliminó 70.000 puestos de guardabosques en un país que acoge el 23 por ciento de la superficie boscosa del planeta (809 millones de hectáreas).

Mientras, Putin culpa al cambio climático de la sequía y los incendios forestales que han asolado este país durante los últimos años. EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies