Senado ruso ratifica el endurecimiento de multas por mítines no autorizados

La nueva ley, apoyada casi por unanimidad en la Cámara alta del Parlamento ruso, establece multas de 300.000 rublos (casi 10.000 dólares) para las personas que infrinjan las normas, aunque ofrece como alternativa el cumplimiento de 200 horas de trabajo social.

Hasta ahora, las sanciones impuestas no superaban los 5.000 rublos (166 dólares) para los participantes y los 50.000 (1.660 dólares) para los convocantes.

El Consejo presidencial de los Derechos Humanos reiteró al conocer la votación del Senado que pedirá al máximo mandatario ruso, Vladímir Putin, que vete la ley.

Los diputados oficialistas de la Duma (cámara baja), que cuentan con la mayoría de los escaños en el Legislativo, aprobaron la víspera el endurecimiento de las multas en medio de una fuerte tensión y debates que se prolongaron hasta la medianoche.

Tras ser aprobada la nueva ley en segunda lectura, los diputados del partido opositor "Rusia Justa" abandonaron la sala de sesiones en señal de protesta.

"La calle se lo recordará", advirtió el líder de los socialdemócratas a los oficialistas.

La oposición considera que la ley pretende acallar el ánimo contestatario en la sociedad rusa, escenario desde diciembre pasado de las mayores protestas contra el Gobierno desde la caída de la Unión Soviética. EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies