Rusia propone una cumbre internacional para resolver el conflicto sirio

Lavrov hizo estas declaraciones a la prensa en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, después de asistir a la reunión entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y el vicepresidente chino, Xi Jinping, con motivo de la undécima reunión de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), que tiene lugar entre hoy y mañana.

"Todos los países que puedan tener influencia para solucionar la crisis, deberían sentarse en una mesa y tratar de entenderse", dijo Lavrov a los periodistas, aunque no especificó dónde ni cuándo podría tener lugar esa cita.

El canciller ruso mencionó que tanto el Consejo de Seguridad de la ONU como la Liga Árabe, además de Turquía e Irán, deberían estar presentes en esa cumbre, y recordó la oposición de Rusia a una intervención extranjera en Siria, al modo de lo ocurrido en Libia.

"La gente de la oposición siria no quiere una intervención, es algo que sólo quieren desde fuera de país", declaró, y aseguró que la injerencia "no es el camino correcto".

Según Lavrov, esta opción está siendo debatida con China, que en principio la apoyaría, después de que ambos países (los dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad) hayan vetado en dos ocasiones una intervención en Siria para poner fin al conflicto.

Desde que Putin aterrizó en Pekín el martes, China y Rusia han reforzado sus lazos en materia de seguridad y han dado muestra de su postura común con respecto a la crisis siria, según ha declarado el propio presidente chino, Hu Jintao.

Además, las dos potencias regionales también debaten estos días sobre Afganistán, y el propio Lavrov declaraba a la prensa china este miércoles que Rusia teme un periodo de inestabilidad regional ante los planes de salida de la OTAN del país en 2014.

En el mismo sentido, en una entrevista al Diario del Pueblo (periódico del Gobierno chino), Hu aseguraba hoy que China apoyará a Afganistán a partir de la retirada de la Alianza occidental.

Uno de los objetivos de la cumbre de la OCS es debatir la posibilidad de aceptar a Afganistán -cuyo presidente, Hamid Karzai, también está presente- como miembro observador (igual que Irán) de la organización, un paso que sería clave para afianzar alianzas una vez retirada la OTAN de su territorio. EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies