Rusia y China vetarán en la ONU cualquier intervención militar en Siria

Tanto Rusia como China, aliados de Siria, son partidarios de "apoyar y cooperar con los esfuerzos de mediación que está llevando a cabo Annan".

"Siempre hemos dicho que estamos categóricamente en contra de cualquier injerencia en el conflicto sirio, porque esto sólo agravaría la situación y tendría consecuencias imprevisibles tanto para Siria como para toda la región", declaró Gatílov a la agencia Interfax.

El diplomático ruso respondió así al presidente francés, François Hollande, que no excluyó una intervención armada en Siria para poner fin a la represión del régimen de Bachar al Asad, siempre y cuando esté coordinada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

El viceministro de la cancillería rusa aseguró que posiblemente "sea necesario analizar una vez más cómo colaboran los observadores de la ONU y pensar en un mecanismo adicional para implementar el plan de Annan."

Alemania no comparte la postura de Rusia y China y la canciller, Angela Merkel, apremiará al presidente ruso, Vladímir Putin, para que se sume a las presiones internacionales sobre Siria, aunque desde la perspectiva de la búsqueda de una solución política y no de la intervención militar.

Merkel sigue apostando "por una solución política", indicó hoy el portavoz gubernamental alemán, Steffen Seibert, y en esa dirección tratará de influir sobre Moscú en la reunión que la canciller mantendrá el próximo viernes con Putin, en Berlín.

La canciller alemana se desmarcó así de la postura del presidente francés, François Hollande, quien ayer no descartó la opción militar.

Rusia calificó también de "contraproducente" la expulsión de los embajadores de Damasco de la mayoría de los países occidentales como protesta por la matanza de Hula.

El portavoz del ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Alexsandr Jkashévich, dijo que "Moscú entiende que Occidente quema los puentes y cierra canales de vital importancia para intercambiar opiniones e influir de manera constructiva en el Gobierno sirio para llevarlo por la senda del cumplimiento del plan del enviado especial de la ONU para Siria. Kofi Annan".

Mientras, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebrará este viernes una sesión especial en Ginebra para tratar la matanza en Hula, en la que murieron más de un centenar de civiles, informaron hoy a Efe fuentes diplomáticas.

La iniciativa, según las fuentes, "es un calco de anteriores sesiones extraordinarias" del Consejo para tratar la situación en Siria y contará con un borrador de resolución elaborado por los representantes de Catar, Turquía y la Unión Europea (UE).

"El objetivo principal es aprobar la creación de una misión específica que investigue la matanza de Hula", dijeron las fuentes, que aseguraron que la iniciativa ya cuenta con un tercio de las firmas necesarias entre los 47 Estados integrantes del Consejo.

El mediador internacional para Siria, Kofi Annan, que se encuentra en Jordania, agradeció el apoyo de este país a los refugiados sirios y al plan de paz.

El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe aseguró, en un comunicado, que trabaja "muy duro" en un asunto "muy complejo y de gran relevancia para los países de la región y de todo el mundo".

El mediador agradeció la "generosidad" de las autoridades y ciudadanos jordanos ante la llegada de refugiados sirios a su territorio, cuya cifra asciende a unos 14.500, según los últimos datos difundidos este mes por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El Consejo Nacional Sirio (CNS), la principal agrupación opositora en el exilio, dejó oír su voz desde El Cairo y consideró que "la postura de Rusia anima al régimen de Damasco a perpetrar genocidios".

En un comunicado, el CNS explicó que "ha invitado a las autoridades rusas a comenzar un diálogo estratégico para aclarar la naturaleza de la crisis en Siria, pero los rusos han optado por estar al lado del régimen y ofrecerle cobertura política en la escena internacional".

De esta forma, los opositores reaccionaban al anuncio del viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Guennadi Gatílov, que dijo que su país vetará cualquier iniciativa sobre una intervención militar extranjera en Siria que sea llevada al Consejo de Seguridad de la ONU.

Por otro lado, en declaraciones a Efe, el dirigente del CNS Ahmed Ramadán insistió en que "la condición para que cualquier acción política tenga éxito pasa por la renuncia" de Al Asad.

Ramadán dijo que "este requisito va en línea con la iniciativa de la Liga Árabe, que tiene una cláusula sobre el traspaso del poder del presidente a su vicepresidente como señal del comienzo de período de transición". EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies