Merkel apremia a Rusia a cooperar para frenar la "catástrofe" de Siria

"Las perspectivas (para Siria) son realmente malas", afirmó la canciller, al término de la cumbre del Consejo del Báltico celebrado en Stralsund (norte de Alemania), con asistencia de representantes de los nueve países miembros, entre ellos Rusia, así como el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso.

Merkel destacó que Rusia ha tenido hasta ahora un comportamiento "constructivo" ante el Consejo de Seguridad de la ONU, aunque lamentó la falta de unidad en lo que respecta a la postura de Moscú contra Siria.

"Necesitamos un cierta medida de unidad cuando se trata de respeto de los derechos humanos y de frenar las brutales violaciones que se están produciendo", prosiguió la canciller.

El disenso de Rusia, tradicional aliado de Damasco, respecto a la comunidad internacional empaña el encuentro de mañana en la cancillería, la primera visita de Putin a Berlín desde su reelección.

El presidente ruso pretendía centrar el encuentro en la cooperación económica, pero todo indica que Siria desplazará la atención de la cita.

Los países occidentales del Consejo de Seguridad de la ONU defienden la necesidad de presionar a Siria con sanciones reforzadas para que cumpla con el plan de paz del mediador Kofi Annan, cuestión que rechaza Rusia.

La posición de Moscú ha topado, asimismo, con la decisión de expulsar a los embajadores sirios de la mayoría de los países europeos, incluido Berlín, así como Japón, Canadá y Australia, entre otros países occidentales.

Rusia calificó ayer de "contraproducente" la expulsión simultánea de los embajadores de Siria de la mayoría de los países occidentales, en protesta por la matanza de Hula.

Moscú considera que con ello Occidente quema vías de diálogo, de cara a la implementación del plan del enviado especial de la ONU en Siria, Kofi Annan.

El portavoz de Merkel, Steffen Seibert, ya avanzó ayer el propósito de la canciller de hacer valer su influencia sobre Moscú para que se sume a las presiones internacionales sobre Damasco.

La fuente gubernamental dejó claro, asimismo, que Merkel insistirá en una "solución política" para Siria y se distanció de la postura del presidente francés, François Hollande, quien ayer no descartó la opción militar. EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies