Oposición siria cree que la actitud rusa anima a Damasco a cometer genocidios

En un comunicado, el CNS explicó que "ha invitado a las autoridades rusas a abrir un diálogo estratégico para aclarar la naturaleza de la crisis en Siria, pero los rusos han optado por estar al lado del régimen y ofrecerle cobertura política en la escena internacional".

De esta forma, los opositores reaccionaban al anuncio de esta mañana del viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Guennadi Gatílov, que dijo que su país vetará cualquier iniciativa sobre una intervención militar extranjera en Siria que sea llevada al Consejo de Seguridad de la ONU.

Asimismo, el CNS condenó la declaraciones del jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, quien subrayó ayer que todas las partes sirias deben renunciar a la violencia para evitar que se repitan sucesos como los del pasado viernes en Hula.

El ministro se refería a la muerte de más de un centenar de personas en la zona de Hula, en el centro del país, en una matanza en la que Damasco ha negado cualquier implicación, mientras que la oposición acusa a las autoridades sirias.

Para el CNS, Lavrov "exime al régimen de la responsabilidad de la masacre de Hula y puede impedir la emisión de una condena internacional" contra Damasco.

La ONU ha asegurado que en Hula hubo muertos por fuego de artillería, lo que, a su juicio, apunta a la responsabilidad del Gobierno, y ha destacado que quienes fallecieron por armas individuales y cuchillos murieron "probablemente" a manos de "shabiha", milicias progubernamentales.

Tras la masacre, la presión internacional contra el régimen de Bachar al Asad ha aumentado con la expulsión ayer de los embajadores sirios en varios países de la UE, EEUU, Canadá y Australia, entre otros.

El CNS "aprecia los esfuerzos de los países que han expulsado a los embajadores y pide a los estados árabes y musulmanes que se unan a este paso y a romper las relaciones diplomáticas y económicas".

Por otro lado, en declaraciones a Efe, el dirigente del CNS Ahmed Ramadán insistió en que "la condición para que cualquier acción política para un traspaso de poder tenga éxito es la renuncia" de Al Asad.

Ramadán dijo que "este requisito va en línea con la iniciativa de la Liga Árabe, que tiene un cláusula sobre el traspaso del poder al presidente a su vicepresidente como señal del comienzo de período de transición". EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies