El Supremo de Rusia declara ilegal la organización neonazi "Sangre y Honor"

"El reconocimiento de la organización como extremista amplía la capacidad de las fuerzas del orden para la imputación no solo de sus miembros, sino también de colaboradores e ideólogos que trabajan para mantener la actividad" del movimiento, explicó a la agencia Interfax la portavoz de la Fiscalía, Marina Grídneva.

La sentencia del TS estima que "la ideología de la organización se basa en el odio racial, nacionalista, de origen, religioso y de pertenencia social hacia funcionarios públicos, personas de origen judío, caucasiano, de Oriente Próximo y Asia, personas de raza negra o mongoloide".

El alto tribunal ruso entiende además que "Sangre y Honor" persigue "la violencia y el asesinato contra estas personas, así como la destrucción de su propiedad".

Grídneva recordó que varios miembros de la organización neonazi, presente en Rusia desde 1996, "han sido procesados por delitos extremistas de especial gravedad y atentados terroristas".

La última detención en Rusia se produjo en Rostov del Don en 2010, cuando las autoridades detuvieron a tres ciudadanos rusos originarios de esta ciudad del sur de Rusia acusados de actividad terrorista.

La Fiscalía demostró que los acusados planeaban colocar una bomba en un lugar público frecuentado por los inmigrantes, atentado que habrían llevado a cabo si no fuera porque la policía localizó y desactivo el artefacto. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies