El 25 de mayo en Moscú

Actuación del grupo 'Solo Tango'. Fuente: servicio de prensa.

Actuación del grupo 'Solo Tango'. Fuente: servicio de prensa.

La celebración del 25 de mayo, en la que participó el embajador de Argentina en Rusia, Juan Carlos Kreckler, tuvo lugar en una bella dacha situada en las afueras de la capital rusa.

La Embajada argentina celebró el 25 de mayo en Moscú. Durante el evento, el embajador Juan Carlos Kreckler resaltó la creciente integración económica y política entre la Argentina y Rusia, detallando el incremento sostenido en los índices de la balanza comercial. En la actualidad este balance está equilibrado aunque históricamente ha presentado un superávit favorable a Argentina. Al mismo tiempo, el diplomático destacó la comunidad de opiniones entre ambos países en relación a las resoluciones de la ONU. En este sentido, reclamó el inicio de las negociaciones sobre el conflicto de soberanía que afecta a las Islas Malvinas.

La ceremonia tuvo lugar en la 'dacha' (residencia de campo) que la Embajada Argentina posee en el 'Bosque Plateado', un hermoso espacio de la capital rusa a la vera del río Moscú, y fue concedida hace ya casi sesenta años por el entonces presidente soviético Iósif Stalin, en reconocimiento por las relaciones establecidas con el presidente argentino Juan Perón.

Acompañada por un espléndido día de sol, la festividad contó con la presencia de más de 300 personalidades de distintos sectores de la vida política, económica, cultural y social rusa. Autoridades locales, diplomáticos latinoamericanos y de todo el mundo, así como empresarios argentinos y rusos degustaron un típico menú argentino: empanadas, bocaditos de chorizo y asado de carne argentina a las brasas. Todo regado con excepcionales vinos donados por la gran bodega argentina Catena Zapata.

Amenizó la celebración el conjunto 'Sólo Tango', compuesto exclusivamente por intérpretes rusos que tienen un excelente dominio de la música rioplatense. Por cierto, el grupo viajará en las próximas fechas a la Argentina.

El día culminó con una velada llamada 'Milonga Tango Ball', dedicada al tango argentino y se celebró en el moscovita Palacio de Ekaterinburgo. Doce escuelas capitalinas de tango participaron en la milonga, en la que se lució la pareja argentina de Virgina Pandolfi y Javier Rodríguez. Como es bien sabido, el tango goza de un momento de gran popularidad en Rusia, se multiplican las escuelas y aumentan el número de personas que bailan, es como si las armónicas parejas fueran una metáfora de las relaciones ruso-argentinas. ¡Que la música siga sonando!

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies