China espera pactar sobre gas natural con Rusia en la visita de Putin

El viceministro chino de Asuntos Exteriores, Cheng Guoping, afirmó que "ambas partes" están trabajando para llegar a un acuerdo definitivo en este asunto, que estaba previsto en la agenda de Putin, en la que será su primera visita a China desde que asumió la presidencia este mes y tras rechazar asistir a la reciente cumbre del G8 celebrada en EEUU.

"Creo que habrán avances (en las conversaciones sobre la venta de gas natural ruso), con ambas partes compartiendo los riesgos y beneficios", afirmó Cheng, quien declinó hacer comentarios sobre el contenido de las negociaciones o confirmar si el acuerdo se firmará la semana que viene, coincidiendo con la estancia de Putin en Pekín.

Antes de la visita de Putin, prevista de martes a jueves de la próxima semana con motivo de la celebración de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), el viceprimer ministro chino encargado de asuntos comerciales, Wang Qishan, se reunirá con su homólogo ruso en Pekín este viernes.

Las negociaciones entre China y Rusia sobre la compraventa del recurso energético se prolongan desde hace tres años, aunque Putin aseguró que estaban "en su tramo final" en su última reunión con el primer ministro chino, Wen Jiabao, en octubre en China.

Las dos partes siguen sin ponerse de acuerdo respecto al precio de los 68.000 millones de metros cúbicos que se negocian, un importe que el monopolio estatal ruso Gazprom quiere acercar al que pagan habitualmente países europeos, mientras que la china CNPC (mayor petrolera del país asiático) pide que sea menor.

Según recuerda el "South China Morning Post", en la visita del viceprimer ministro chino Li Keqiang a Moscú el mes pasado, Pekín propuso un nuevo modelo de cooperación en gas natural.

Durante su visita, Putin tendrá un encuentro con el presidente chino Hu Jintao, con quien se espera que profundice lazos comerciales y de seguridad.

La celebración de está edición de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), fundada en 2001 por China, Rusia, Kazajistán, Kirguizistán, Tayikistán y Uzbekistán para colaborar en materia de seguridad, espera que sus seis estados miembros aprueben su primer plan estratégico y que decidan adoptar a Afganistán como país "observador" y a Turquía como "socio para el diálogo".

El viceministro Cheng comentó que la OCS también tratará de desarrollar nuevos vínculos en materia de transportes, como la construcción de una ruta terrestre que una San Petersburgo (Rusia) con Lianyungyang, en la provincia central de Jiangsu (China), así como el establecimiento de un banco de desarrollo. EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies