El Parlamento ruso promueve exorbitante aumento de las multas a manifestantes

Con el único apoyo del partido oficialista Rusia Unida, la Duma aprobó una remodelación del código sobre infracciones administrativas que da luz verde a multas de hasta 1,5 millones de rublos (50.000 dólares) para los organizadores y de hasta un millón (33.000 dólares) para los participantes incumplan las normas de los mítines.

El incremento es de 200 veces para los ciudadanos de a pié y de 30 para los organizadores que tomen parte en actos públicos no autorizados o no cumplan a rajatabla todas las órdenes de las fuerzas policiales y de las autoridades.

Hasta ahora, las sanciones impuestas no superaban los 5.000 rublos (166 dólares) para los participantes y los 50.000 (1.660 dólares) para los convocantes, cantidades consideradas muy pequeñas por los diputados de RU que presentaron la iniciativa parlamentaria.

Casi seguro las cantidades se verán reducidas durante la segunda lectura parlamentaria de la reforma hasta los 600.000 rublos para los cargos públicos, los 500.000 para las personas jurídicas y los 300.000 para las personas físicas, según anunciaron con anterioridad varios diputados del partido del Kremlin.

El grupo parlamentario de RU anunció algunas enmiendas que serán llevadas a la Duma para la segunda lectura del proyecto de ley, que entre otras cosas pretenden prohibir la convocatoria de actos públicos a las personas que hayan incurrido antes en faltas administrativas.

Además, la formación creada y liderada por el presidente ruso, Vladímir Putin, propondrá la prohibición de uso de máscaras o disfraces que dificulten la identificación de los manifestantes.

El portavoz del grupo parlamentario de la socialdemócrata Rusia Justa, Nikolái Lévichev, cuya formación boicoteó el debate del proyecto de ley, criticó con dureza la iniciativa aprobada por RU y aseguró que el aumento de las multas no frenará a la manifestación opositora convocada para el próximo 12 de junio.

"Tiene sentido trabajar para cambiar la norma actual, pero hay que hacerlo con cabeza, tras consultar a los expertos. Parece sin embargo que se quiere hacer a toda prisa para que llegue antes del 12 de junio. Si Rusia Unida cree que (con la reforma) reducirán el número de manifestantes el 12 de junio se equivocan", subrayó.

La reforma del código de infracciones administrativas se planteó por el partido oficialista días después de la multitudinaria manifestación del pasado 6 de mayo, que tras reunir a decenas de miles de personas en Moscú derivó en enfrentamientos con la policía y terminó con más de 400 detenidos.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.