Andréi Kirilenko sueña con el oro en las Olimpiadas

Fuente: Itar Tass.

Fuente: Itar Tass.

Andréi es el jugador ruso más joven en debutar en un partido oficial de baloncesto: fue a los 15 años, con el Spartak de San Petersburgo. En 1999 Kilirenko se convirtió en el primer ruso seleccionado en la primera ronda de la NBA, con los Utah Jazz. En 2001 empezó a jugar en el equipo norteamericano y en dos años se convirtió en su líder. En 2007 ayudó a su selección a derrotar a España en la final europea y fue reconocido como el mejor jugador del torneo. En las Olimpiadas de Pekín, fue el encargado de llevar la bandera de Rusia en la ceremonia de apertura de los Juegos. Teniendo en cuenta su estatura fue una buena decisión, sin embargo, en estos Juegos Olímpicos los resultados no convencieron ni a Andréi ni a sus seguidores.

Sólo el equipo soviético de baloncesto pudo igualarse al equipo de los EE UU. No me creeréis, pero es así. En la final de las Olimpiadas de 1972, en Múnich, se logró la victoria sobre los estadounidenses con un marcador de 51-50 conseguido en los últimos segundos del partido.


Unos años más tarde, el equipo dirigido por Alexánder Gomelski en 1988, en Seúl, ganó a los “Stars and Stripes” en las semifinales, y luego derrotó en el partido decisivo a Yugoslavia. Por cierto, se alcanzó un nuevo récord de imbatibilidad el equipo nacional de la URSS. De 1957 a 1971, el equipo soviético ganó ocho campeonatos de Europa consecutivos.


El equipo ruso fue el sucesor del equipo de baloncesto soviético. Pero en cuanto a resultados, hasta el momento no han sido tan sobresalientes. En 1994 y 1998, los rusos ganaron la medalla de plata en los campeonatos del mundo y sólo en el 2007, por fin, el oro, aunque en el europeo. El equipo formado por el John Robert Holden, que obtuvo la ciudadanía rusa y Andréi Kirilenko, estrella de la NBA; bajo la dirección del entrenador americano-israelí David Blatt obtuvo el oro en el Campeonato Europeo.

Ficha técnica

Andréi Kirilenko, alero
Altura: 206 cm, Peso: 103 kg
Nacionalidad:  Rusia, EE.UU
Fechay y lugar de nacimiento: 18 de febrero de 1981 en Izhevsk (URSS)
Equipos en los que ha jugado:
Spartak (San Petersburgo) (1996—1998)
CSKA Moscú (1998—2001)
Utah Jazz (2001—2011)
CSKA Moscú (2011- en la actualidad)
Logros: Participó en el All Stars de la NBA (2004), MVP Campeonato de Rusia (2000), MVP del Campeonato de Europa (2007), MVP en la temporada de la Euroliga (2012), jugador del año FIBA Europa (2007).


Lo cierto es que no llegaron más lejos. En las Olimpiadas de Pekín 2008, los rusos ganaron en el campeonato masculino a Irán, pero perdieron contra Croacia, Lituania, Australia y Argentina. El equipo ocupó el quinto lugar y se quedó sin el torneo.


Después de Pekín, Kirilenko se marchó a la NBA. En el otro lado del océano estuvo jugando hasta la temporada pasada, cuando debido al lockout tomó la decisión de volver a Rusia, tras haberse convertido en uno de los deportistas mejor pagados del mundo según Forbes con 17,8 millones de dólares.


Los periodistas y sus seguidores lo llaman Kalashnikov-47.


Andréi, ¿lo pasaste mal en Pekín al no recibir ni premios ni fama?


Pues en cuanto a la fama es ir demasiado lejos, aunque para qué mentir, me enfadé mucho conmigo mismo y no sólo... Soñaba y todavía sueño con ganar las Olimpiadas.


¿Por qué?


Porque tenemos un equipo, alma, esperanza y un buen entrenador, que no es poco.


¿Es suficiente para derrotar a los americanos y a los españoles?


En el deporte cualquier factor es importante. Creo que vale la pena luchar.


Pero para ir a Londres, primero hay que pasar la ronda clasificatoria que tendrá lugar en julio en Venezuela. ¿Lo conseguiréis?


Si no creemos en ello es mejor que ni vayamos. Sin duda iremos a Albión y lucharemos por la victoria. ¡Ese es el estado de ánimo de todo el equipo!


Por cierto, hace tiempo que quería preguntarte, si no es un secreto, ¿no es duro recibir golpes, además del estrés que causan las derrotas?


Cuántas veces he recibido en mi vida golpes, y además psicológicos... Créeme, nunca he tenido barreras psicológicas, yo sigo adelante. No me importa lo que piensen de mí. Lo más importante es cómo me ven mi mujer y mis hijos, y que me quieran.


¿No te daba miedo volver a Rusia? Tienes pasaporte estadounidense y aquí esa decisión no se acabó de entender.


Para nada. Yo sabía a dónde iba, y América no se va a mover. Además mi mujer y mis tres hijos tuvieron la oportunidad de elegir dónde vivir.


No es un secreto que vuestra tercera hija es adoptada. Conseguisteis adoptar en Rusia al cabo unos cuantos meses. ¿Por qué tomasteis esta decisión?


Permíteme que me reserve eso para mí. Así lo decidimos con mi mujer e intentamos hacer feliz al bebé.


No fue por casualidad que creases la fundación “¡Kirilenko para los niños!”, ¿verdad?


No, me gusta y tengo la oportunidad de ayudar a aquellos que lo necesitan, en especial a los niños.


De acuerdo, ¿y qué me dices de los problemas que tuviste para superar el examen para conseguir la nacionalidad estadounidense?


En realidad, no fueron problemas, sino malentendidos. No pude responder correctamente a la pregunta sobre la Guerra de la Independencia. Me preguntaron por qué los colonos tenían problemas con los británicos y yo respondí que ellos simplemente querían ser libres. Me dijeron que era incorrecto y yo respondí que seguramente era la verdad...


Eres descarado...


Un deportista no puede ser de otra manera.


Y, ¿por qué en diciembre del 2011, cuando al otro lado del océano empezó la temporada de la NBA te quedaste en Moscú, en el CSKA?


Fue una decisión sencilla. Para mí el CSKA no supone una carga, sino un placer. En el terreno financiero, quizás, he perdido un poco, pero en esta etapa de mi vida eso no es lo más importante. Para mí tiene más importancia el hecho de que habíamos empezado a formar un equipo y dejarlo a medias no era lo que quería y menos cuando había tanta fuerzas y tantas emociones depositadas en él. Después, debido al lockout, la temporada de la NBA empezó a ser algo incómoda, muchos equipos no se acabaron de formar y había gran cantidad de encuentros en un periodo corto de tiempo. En una semana se lesionaron entre 10 y 20 jugadores. Decidí quedarme en Rusia y que en verano decidiría con tranquilidad mi futuro. Creo que será después de la eliminatoria en Londres. Por ahora mis pensamientos se centran es eso.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.