AI considera presos de conciencia a dos líderes opositores rusos detenidos

Amnistía Internacional (AI) reconoció hoy como presos de conciencia a dos de los principales líderes de la oposición no parlamentaria rusa que fueron detenidos durante las multitudinarias protestas antigubernamentales del 6 de mayo.

Los opositores "querían ejercer su derecho a la libertad de manifestación haciendo uso de métodos pacíficos y no violentos", dijo Serguéi Nikitin, jefe de AI en Rusia, citado por las agencias locales.

Se trata del líder del Frente Izquierdista, Serguéi Udaltsov, y el popular abogado y bloguero Alexéi Navalni, quienes fueron condenados la pasada semana a quince días de arresto administrativo.

Ambos tomaron parte activa en la protesta antigubernamental celebrada el 6 de mayo en el centro de Moscú, que se tornó violenta cuando las fuerzas antidisturbios bloquearon el acceso a la plaza donde debía celebrarse el mitin autorizado.

Entonces, los dos opositores protagonizaron una sentada en plena calle, por lo que fueron detenidos por las fuerzas del orden, que los trasladaron por la fuerza a comisaría.

Estos dos líderes representan a la oposición no parlamentaria más radical, que exige la repetición de las elecciones parlamentarias de diciembre y las presidenciales de marzo, así como la puesta en libertad de los presos políticos.

Udaltsov, que está enfrentado con los opositores liberales por sus métodos jacobinos, ha sido condenado en numerosas ocasiones en los últimos años a 10-15 días de arresto administrativo, por lo que ha permanecido ya casi 300 días entre rejas y ha mantenido numerosas huelgas de hambre.

Mientras, Navalni se labró su fama al investigar y denunciar desde su blog los casos de corrupción entre altos funcionarios de la oficialista Rusia Unida, liderada por el presidente del país, Vladímir Putin.

El bloguero ha publicado los nombres de amigos e hijos de numerosos políticos rusos, algunos de los cuales sin ni siquiera alcanzar los 20 años de edad ya son propietarios de grandes bancos o manufacturas.

En los últimos días cerca de medio centenar de activistas opositores han sido arrestados, al intentar acampar en pleno centro de Moscú para protestar contra el retorno de Putin al Kremlin.

Entre los detenidos figura la conocida ecologista Yevguenia Chírikova, que fue apresada después de que sus partidarios mostraran en la plaza pancartas contra la tala ilegal de bosques.

Otro conocido opositor, Iliá Yashin, fue condenado la víspera a diez días de arresto administrativo por desobediencia a la autoridad.

Los opositores, cuya acampada es una forma de protesta contra Putin, mantienen que las autoridades infringen su derecho a permanecer en las calles de la ciudad durante el tiempo que deseen.

La prensa local ha comparado el campamento con el Movimiento 15-M de Madrid, aunque estos jóvenes rusos con lo que están descontentos es con el sistema político instaurado por Putin, que califican de autoritario.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies